Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Fausto Spotorno

Por qué bajar la inflación ya no depende solo del Banco Central

Argentina viene mostrando un clarísimo ciclo económico. Los años pares (no electorales) la actividad económica cae y la inflación se acelera. Las últimas veces, a niveles del 40% como sucedió en 2014 y 2016. El 2018, siguió este patrón en el que la economía terminaría cerrando con una contracción del 2,4% y la inflación quedó en 47,6%. En gran medida esta inflación fue producto de un exceso acumulado de emisión monetaria y una violenta caída de la demanda de dinero, tras la devaluación sufrida durante el 2018. En este esquema el Banco Central implementó un programa monetario bastante restrictivo con el objetivo de reducir la inflación durante el 2018. Sin embargo, hoy no todo depende sólo del Banco Central, la demanda de dinero está bastante deteriorada y es muy sensible a los movimientos del tipo de cambio y a las perspectivas económicas. Aún así, creemos que para el 2019 la inflación podría ir bajando y terminar en el orden del 28% anual. Los datos de diciembre mostraron una inflación que viene en baja luego de las fuertes devaluaciones del 2018. Aún así, es del orden del 2,6% mensual, lo cual equivale a la inflación anual de muchos países. La inflación núcleo, que no contabiliza ni los rubros estacionales, ni los precios regulados como las tarifas de servicios públicos dio 2,7%. En términos anualizados esto es más de ...

ver más

Agustín Etchebarne

Los 100 impuestos que destruyen la competitividad de Argentina

Según un estudio sobre 190 países elaborado por Price Waterhouse para el Banco Mundial, Paying Taxes 2018, Argentina sigue siendo el segundo país con una mayor "tasa total de impuestos y contribuciones" que deben pagar las empresas; solo superado por la Isla de Comoros, ubicada entre Madagascar y el continente africano. Además, el mismo informe calcula que se requieren 312 horas para lograr pagar todos los impuestos, es decir, el equivalente a 39 días hábiles. La complejidad y desmesura de nuestro sistema impositivo-opresivo es lo que explica que tengamos más de un tercio de la economía en negro. El propio presidente Macri reconoció el problema cuando dijo textualmente que "los impuestos nos están matando". Pero su propuesta de reforma fue demasiado gradual. En el mejor de los casos, cuando termine la reforma dentro de cinco años solo habremos mejorado algunos lugares en el ranking. Cuando se está en el peor lugar de la tabla, se requieren reformas corajudas y ambiciosas para lograr un cambio que genere un entusiasmo inversor. Mantener los impuestos bajos para que el pueblo pueda enriquecerse es una máxima de la sabiduría universal que podemos rastrear hasta Lao Tsé, el autor del Tao Te King, quien recomendaba a las autoridades: no agobiar al pueblo con impuestos. "Las personas tienen...

ver más

Especial de la Semana

Análisis Semanal