Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Oli, el primer muñeco con síndrome de Down

Por Yamile Cóceres

Llegó al mercado el primer muñeco con síndrome de Down desarrollado por la empresa nacional “Casita de muñecas” y Asociación Síndrome de Down de la República Argentina, ASDRA.

La presentación oficial de Oli se realizó el mes pasado en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires con la presencia niñas y niños con Síndrome de Down y padres de la asociación. La fecha de presentación fue elegida con el propósito de sumarla a las actividades que se realizan en el marco de la Ley 5051 de la Ciudad de Buenos Aires en la Semana de Concientización para la Promoción de los Derechos de las Personas con Síndrome de Down.

La creación de Oli tuvo que ver con la idea de Federico Galanterni, dueño de la fábrica de muñecos con gestos reales, a partir de que una persona le contó que una niña con síndrome de down le había dicho que no le gustaban los muñecos con los que jugaba porque no se parecían a ella. Al respecto, Pedro Crespi, Director Ejecutivo de ASDRA dijo que “El interés de Federico por conocer de cerca el síndrome de Down, para luego poder así crear a Oli fue muy positivo. Por eso destacamos la importancia que tiene para las organizaciones que las empresas desarrollen e incorporen prácticas de Responsabilidad Social. Creemos que es posible hacer negocios con capital social y eso genera reputación que, sin dudas, repercute en el crecimiento de las empresas y de muy buena manera en la comunidad”. 

​La Asociación Síndrome de Down de la República Argentina, es una asociación civil sin fines de lucro y de bien público que viene trabajando desde 1988 para mejorar la calidad de vida, la educación y la vida independiente de las personas con Síndrome de Down. Y en ese sentido, el proyecto de Oli es lograr que la sociedad naturalice la inclusión y la diversidad humana desde la infancia. “Para los niños con síndrome de Down es un muñeco con el que pueden sentirse identificados, pero desde ASDRA creemos que Oli brinda también la posibilidad a los papás y a las familias de enseñar a sus hijos, tengan o no discapacidad, la importancia de aceptar a los demás, ayudarlos y así trabajar todos por una sociedad más inclusiva”, expresó Crespi.

El muñeco de Oli ya se encuentra disponible en las jugueterías de la Ciudad de Salta, Ciudad de Buenos Aires, Formosa y Mendoza.

Relacionadas

Qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor. Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca 
Ver Más

El panorama económico y las PyME, sector por sector

Las Pequeñas y Medianas Empresas son unas de las más afectadas ante la situación económica actual. 

Ver Más

5 medidas que podría impulsar el Gobierno para ayudar a las Pymes

El sector, afectado por el enfriamiento de la economía, necesita un impulsa para evitar la crisis.

Ver Más

Joan Cwaik fue seleccionado como disertante en la cumbre de jóvenes emprendedores del G20 YEA

El emprendedor e innovador tecnológico fue convocado para participar como disertante de la cumbre anual del G20 YEA, el evento anual más importante del mundo de los emprendedores jóvenes que este año se realiza en Argentina.

Ver Más

¿Cómo motivar a tu hijo para que estudie ingeniería?

La falta de ingenieros no es algo novedoso, ni aquí ni en el mundo. Se estima que en Argentina falta la mitad de los ingenieros que demanda el mercado, y pese al esfuerzo y promoción que tanto el Estado como las Universidades públicas y privadas vienen realizando, aún queda mucho para seducir a la nueva generación “Z” o centennials.

Padres preocupados por el futuro de sus hijos en un mundo en donde la “robotización” pone en jaque al 65% de las actividades que hasta hoy se desarrollan, lidian a diario entre la sobre exposición de los preadolescentes en redes sociales, que prefieren consultar lo que desean saber en internet, y deciden de forma rápida en base a lo que tienen a su alcance.

Imaginemos un mundo en donde el conocimiento y comunicación sea accesible y gratuito, donde la energía sea generada de manera económica, donde podamos materializar inmediatamente todo lo que imaginemos, y en donde podamos crear nuestra propia moneda. ¿Cuál sería el conocimiento o habilidades que demandará ese mundo para hacer la diferencia?

Ver Más

Las PyME y los problemas a la hora de hacer el traspaso generacional

Las empresas familiares pueden ser todo un desafío a la hora de sobrevivir en el negocio.

Ver Más

Columnista