Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Millennials: por qué emprender con perspectiva de género

Por Sofía Quilici

Los Millennials se postularon como la generación que propone un cambio sostenible en el mercado laboral a partir de las políticas que implementan. Las estrategias internas para el reclutar talento humano y la manera en que sus negocios benefician a las sociedades, son ejemplos.

Es por ello, que la inclusión de la perspectiva de género en sus emprendimientos es una herramienta fundamental para crear un ambiente laboral que aumente su productividad.

Las estrategias y decisiones que se toman dentro de un emprendimiento se encuentran condicionadas por diferentes factores, entre ellos, el talento que se recluta para alcanzar la innovación y posicionarse dentro del mercado. Es un hecho, las empresas que contienen una perspectiva de género – y con esto no me refiero sólo a contratar a mujeres- se caracterizan por generar un mayor impacto social y económico.

El sector emprendedor representa el 22% de las economías desarrolladas en Argentina y los estudios evidencian que las empresas que brindan más oportunidades a las mujeres logran mejores procesos de reclutamiento, mejor conocimiento del mercado, retienen a sus equipos y apuestan, aún más, por la innovación.

Hablar de perspectiva de género abre un panorama que va más allá del currículum y de la oficina de recursos humanos. La flexibilidad laboral, políticas de conciliación en la vida familiar y el monitoreo de indicadores con perspectiva de género son estrategias esenciales que proveen un valor agregado en la rentabilidad de la empresa a futuro.

Los emprendimientos liderados por mujeres millenniales concretan y caracterizan procesos de socialización con los que construyen sus propios roles y que dan forma a modelos de gestión que se basan, no sólo en el rendimiento, sino también en la innovación y el liderazgo. Sin embargo, la realidad aluce a que – como se nombró anteriormente- una mujer a la cabeza no significa que todo el emprendimiento este inmerso en una perspectiva de género, y es ahí donde el equilibrio es fundamental. Una estrategia que no sólo contribuye a la equidad, pero que también tiene sus devoluciones internas de manera concreta, es la mejor opción.

El objetivo número 16 del desarrollo sostenible promueve a las sociedades justas, pacificas e inclusivas y, al ser los millennials quienes forman las empresas del futuro, deben vincularse con estas tres premisas para desafiar al modelo establecido hasta el momento. La evolución del negocio no será posible si la perspectiva de género no transversaliza todas las áreas, así como tampoco generará el impacto esperado en un mundo que se rige, al menos hasta el 2030, bajo estos pilares.

La perspectiva de género, entonces afecta, de manera positiva, al desempeño del negocio –sobre todo si se encuentra en su momento de crecimiento-. Aquellos que logran crear una estructura que se rige de esta manera lograrán un mejor desempeño e innovación en el mercado.

Relacionadas

¿Cómo transformar las ciudades en espacios inteligentes?

Werpi es la primera y única plataforma de movilidad urbana del país y se consolida en el mercado sumando nuevos parkings para que estacionar deje de ser un problema. El proyecto empezó a gestarse en 2016, de la mano de Federico Sánchez (CEO), Mariano Landi (Director Comercial) y Guillermo Narducci (Chief Technology Officer), quienes pensaron en una App que permitiera planificar, reservar y pre comprar el estacionamiento, funcionando como intermediarios entre un usuario conductor y un estacionamiento con plazas vacantes a través de la App mobile y de su plataforma web werpi.com. El nuevo desafío es la implementación de su aplicación en Córdoba. 

Ver Más

El efecto cárcel en la innovación

Muchos concuerdan en que para estimular la creatividad se necesita contar con un clima estimulante, un entorno de colaboración y multidisciplinario, un buen liderazgo, distensión, un poco de diversión y por sobre todo un espacio en donde no se juzguen las ideas. Pero la creatividad, esa cualidad humana que consiste en generar cantidad y diversidad de ideas, también es estimulada a partir de las situaciones más extremas, en donde incluso la necesidad y la urgencia permiten generar un entorno “ideal” para ella.  Estar privado de la libertad en un espacio confinado y con un clima hostil, son los aspectos que observamos como aparentes limitantes pero, por el otro lado, los reos cuentan con tiempo ocioso y necesidad de hacer o lograr algo que los mantiene enfocados hora tras hora, día tras día en su objetivo. Y no solo se trata de la idea, sino sobre cómo luego materializar la misma, es decir, hacer que la misma sea viable con los recursos escasos que poseen. Y esto da lugar a la innovación, que consiste en llevar las ideas a la práctica. Haciendo un repaso histórico, uno de los primeros casos que viene a mi mente es el del famoso convicto John Dillinger, quien en la década del 30 construyó un arma falsa a partir de un...

Ver Más

Qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor. Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca 
Ver Más

El panorama económico y las PyME, sector por sector

Las Pequeñas y Medianas Empresas son unas de las más afectadas ante la situación económica actual. 

Ver Más

5 medidas que podría impulsar el Gobierno para ayudar a las Pymes

El sector, afectado por el enfriamiento de la economía, necesita un impulsa para evitar la crisis.

Ver Más

Joan Cwaik fue seleccionado como disertante en la cumbre de jóvenes emprendedores del G20 YEA

El emprendedor e innovador tecnológico fue convocado para participar como disertante de la cumbre anual del G20 YEA, el evento anual más importante del mundo de los emprendedores jóvenes que este año se realiza en Argentina.

Ver Más

Columnista