Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Los precios de los 0km, afectados por la suba del dólar y la quita de impuestos

Tras la decisión del Gobierno de adelantar los cambios de gravámenes previstos en la reforma tributaria, aseguran desde el sector que algunos modelos serán más baratos y otros, más caros.


El Gobierno anunció su plan de eliminar una de las bases del impuesto interno a los autos y pese a que a primera vista parece una buena noticia para el sector, el panorama completo no indicaría lo mismo. 


El objetivo del macrismo es establecer la eliminación de la franja del impuesto interno que actualmente gravaba con un 10% (tasa efectiva de 11,1%) a los autos con un precio de lista de $ 380.000 (valor final de $ 525.000, si se suma el IVA y el margen promedio de los concesionarios). Por otro lado, subir de $ 800.000 a $ 900.000 la base de los autos que pagan una alícuota de 20% (25% efectiva)


Desde el sector entienden que la quita del gravamen interno redundará en una baja promedio de 9% de los precios de los vehículos antes alcanzados, pero dado que todos ellos son importados extra-Mercosur y sus listas de precios están en dólares, el precio subirá porque la moneda lo hizo, de acuerdo a lo publicado por el diario La Nación.


"El efecto de la eliminación [del impuesto interno] es un beneficio al consumidor", aseguró Ernesto Cavicchioli, CEO de Hyundai Motor Argentina, quien agregó que es necesario poner el foco en un cambio estructural, como el de impuestos, y no coyuntural, como el del dólar: "Es imposible que esto sea más margen para las automotrices por la actual competencia. Nosotros vamos a bajar los precios más que la rebaja que tuvo el interno porque queremos vender más".


Por su parte, una empresa europea resumió lo que parece ser el consenso entre los fabricantes locales: “Revisamos el porcentaje de precios que íbamos a mandar. Pero no va a haber una variación muy grande. La suba del dólar no se comerá toda la baja del impuesto. Varios modelos van a bajar y en algún caso puntual habrá aumentos. En nuestro caso, en las versiones de alta gama que vienen de fuera del Mercosur".


Los modelos afectados


Los 150 modelos y sus respectivas versiones que modificarán su precio por la eliminación del impuesto: Alfa Romeo Giulietta, Audi A3, A4, Q2 y Q3, BMW Serie 1, X1 y Serie 2, Chevrolet Captiva y Trailblazer, Citroën C4 Picasso, toda la línea DS (DS3 y DS4), Ford Kuga, S-Max y Mondeo, Honda HR-V y Civic, Hyundai Creta, Tucson, i30 y Santa Fe, Jeep Renegade, Compass y Wrangler, Kia Sportage, Mercedes-Benz Clase A, Clase B, Clase C, GLA y Vito, todo el portfolio de Mini, Peugeot 408 tope de gama, RCZ, 3008, 508 y 5008, Toyota SW4, Camry, Prius, Innova, RAV4 y 86, las últimas unidades del Renault Mégane RS, Volkswagen Golf GTI, New Beetle, Passat, Vento GLI y Scirocco, y Volvo V40.

Relacionadas

Banco Provincia triplica los súper adheridos a la promo de 50% de descuento

La entidad bancaria anunció la incorporación de nuevas cadenas de supermercados a la promoción para el próximo miércoles 26 de septiembre. El beneficio permite ahorros de hasta $1500 mensuales. El mes pasado, más de medio millón de personas aprovecharon la promo.

Ver Más

6 pros y 11 contras de optar por la dolarización plena de la economía

Larry Kudlow, reconocido como el principal asesor económico de la Casa Blanca, aseguró en una entrevista el último fin de semana a la cadena de noticias Fox News que "el Tesoro de Estados Unidos analiza la posibilidad de emplear un nuevo plan de convertibilidad de la moneda argentina", y que "la posibilidad de dolarizar la moneda argentina podría ser la clave para que la economía nacional pueda resurgir". Más allá de que la idea pueda resultar verosímil, por las severas y crecientes dificultades que enfrentan los gobernantes de turno en la Argentina para estabilizar la economía, excepto acudiendo a atajos, como el exceso de regulaciones, cepos, default, endeudamiento del sector público, pero por plazos cortos, no cabe duda de que un giro hacia la dolarización plena generaría inicialmente bajar la inflación, reducir al mínimo las tasas de interés y revertir las expectativas negativas, y, en caso de crisis, potenciar el desempleo. Muchos países han transitado en su historia procesos de alta inflación y ciclos de de depresión de la economía, pero pocos han adoptado un régimen como la convertibilidad, como se implementó en la Argentina en los 90, o la dolarización plena, como hoy mantienen muy pocos países: Panamá, El Salvador y Ecuador. Veamos las ventajas y los perjuicios de la pérdida de la soberanía monetaria.

Ver Más

0km tras los aumentos, cuáles son los 10 autos más económicos

Las automotrices trasladaron a sus vehículos los efectos de la suba del dólar. Los incrementos alcanzan hasta un 20 por ciento

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Argentina está entre los 5 países con "alto riesgo" de sufrir una crisis cambiaria

Las monedas de Turquía, Irán, Rusia, la India, Chile, China y Sudáfrica tienen algo en común con el peso argentino: todas se han depreciado durante el último año. Algunas, como nuestro peso y la lira turca, se devaluaron fuertemente durante las últimas semanas.

Ver Más

¿Qué hacer con los ahorros en tiempos de cuadernos y volatilidad?

Son momentos para tomar decisiones muy importantes. No para ahora, sino para los próximos 20 años. Y son mucho más profundas que meras decisiones económicas. Hasta hace unos meses, el mercado compraba activos argentinos por la expectativa de cambios profundos. Quería ver la historia desde adentro. Pero ahora, los inversores empezaron no solo a dudar de nuestra capacidad de cambiar, sino de nuestra voluntad de cambio. Y transformaron esas expectativas en “ver primero si el cambio sucede y recién ahí invertir”. Por eso dolarizaron sus inversiones. O sea, perdimos la confianza de los mercados. Cambiaron su famoso “pago para ver” por “ver para pagar”. Voy utilizar un lindo cuento para ejemplificar mi percepción del mercado de hoy. Cuenta la historia que una psicóloga, en una sesión grupal, levantó un vaso con agua. Todo el mundo esperaba la pregunta: "¿Está medio lleno o medio vacío?". Sin embargo, ella preguntó "¿Cuánto pesa este vaso?" Las respuestas variaron entre 200 y 250 gramos. Pero la psicóloga respondió: "El peso absoluto no es importante. Depende de cuánto tiempo lo sostengo. Si lo sostengo un minuto, no es problema que pese 250 gramos. Si lo sostengo una hora, me dolerá el brazo. Si lo sostengo un día, mi brazo se entumecerá y paralizará. El peso del vaso no cambia, pero cuanto más tiempo lo sujeto, más pesado se vuelve".

Ver Más