Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Los millennials que trajeron a la Argentina ideas extranjeras

Luego de conocer la experiencia afuera, vinieron al país y se animaron a apostar.


Son jóvenes. Son emprendedores y tuvieron la suerte de poder viajar por el mundo. Sin embargo, no lo tomaron sólo como un pasatiempo o una vacación. Volvieron y se pusieron a trabajar, inspirados en los lugares que habían conocido y las empresas que habían descubierto.


A continuación, tres casos de millennials que exportaron ideas.


Cairo Bags



Es la firma de Martín Latronico y Iara Severino, que comenzó en diciembre de 2017. Se trata de un emprendimiento de venta de carteras traído de Europa que ofrece la chance de personalizar el producto a base de un sistema de correas y solapas desmontables. En su primer trimestre de ventas, facturaron 700.000 pesos y acaban de estrenar su tienda online.


En total, son cinco los modelos que ofrecen y que combinados de diferentes manera alcanzas más de mil posibilidades. 


"En la industria europea están afianzado el concepto de customizar productos", explica Latronico. "En Europa, notamos que el cliente está cansado de la democratización de la moda y que valora estar involucrado en el proceso. Cuando llegamos a Milán, pensamos en aplicar el concepto a carteras", dice Severino.


Cream roll



El descubrimiento lo hicieron en Tailandia. Allí, en 2016, Matías Lonardi y Matías White se encontraron con una forma distinta de hacer helado a partir de líquido sobre planchas a 30° grados bajo cero y distintos ingredientes, como galletitas o chocolates, para luego servirlo en forma de rollito, según una nota publicada por El Cronista. 


Cuando volvieron, decidieron que era tiempo de que llegara a la Argentina.


En su primer año, el emprendimiento triplicó en facturación su inversión inicial de 220.000 pesos. Ahora que sus productos se comercializan en eventos, los chicos piensan en grande: su primer local. "Replico ideas que veo afuera y las adapto al mercado local", cuenta Lonardi, que proyecta terminar el año con un plan de venta de 150 franquicias y con tres locales propios.


Treggo




La idea surgió inspirados por Uber, la plataforma internacional que proporciona a sus clientes una red de transporte privado y que conecta los pasajeros con los conductores. Gracias a ella, en 2016 Guido Holzstein y Nicolás Torchio, fundaron Treggo, una app de servicio de mensajería disponible las 24 horas con una flota que incluye autos, bicicletas, camionetas y drones.


¿Cómo funciona? “El cliente ingresa la dirección, confirma la cotización del trayecto y espera que uno de los mensajeros acepte la operación. El usuario recibe los datos del conductor y una firma digitalizada al completar el traslado”, cuenta la nota. La plataforma hoy realiza unas 500 operaciones al mes con entregas en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Su facturación en 2017 fue de 4,57 millones de pesos.


Relacionadas

Qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor. Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca 
Ver Más

Joan Cwaik fue seleccionado como disertante en la cumbre de jóvenes emprendedores del G20 YEA

El emprendedor e innovador tecnológico fue convocado para participar como disertante de la cumbre anual del G20 YEA, el evento anual más importante del mundo de los emprendedores jóvenes que este año se realiza en Argentina.

Ver Más

¿Cómo motivar a tu hijo para que estudie ingeniería?

La falta de ingenieros no es algo novedoso, ni aquí ni en el mundo. Se estima que en Argentina falta la mitad de los ingenieros que demanda el mercado, y pese al esfuerzo y promoción que tanto el Estado como las Universidades públicas y privadas vienen realizando, aún queda mucho para seducir a la nueva generación “Z” o centennials.

Padres preocupados por el futuro de sus hijos en un mundo en donde la “robotización” pone en jaque al 65% de las actividades que hasta hoy se desarrollan, lidian a diario entre la sobre exposición de los preadolescentes en redes sociales, que prefieren consultar lo que desean saber en internet, y deciden de forma rápida en base a lo que tienen a su alcance.

Imaginemos un mundo en donde el conocimiento y comunicación sea accesible y gratuito, donde la energía sea generada de manera económica, donde podamos materializar inmediatamente todo lo que imaginemos, y en donde podamos crear nuestra propia moneda. ¿Cuál sería el conocimiento o habilidades que demandará ese mundo para hacer la diferencia?

Ver Más

Las PyME y los problemas a la hora de hacer el traspaso generacional

Las empresas familiares pueden ser todo un desafío a la hora de sobrevivir en el negocio.

Ver Más

Factura de crédito electrónica, una oportunidad para las Pymes

En toda economía desarrollada existe un sistema financiero que acompaña y estimula el crecimiento. Al canalizar el ahorro en inversión, desempeña una función esencial como motor del crecimiento productivo. Para las Pymes es vital: necesitan financiamiento para crecer. Sin liquidez, quedan en una posición poco competitiva frente a grandes empresas que muchas veces se financiaban con las Pymes proveedoras. Por eso, las Pymes necesitaban de manera urgente un sistema financiero que mejore sus condiciones y las ayude a ser más competitivas y a ser parte el mercado de capitales. Esta semana tenemos una gran noticia: la sanción de la Ley de Financiamiento Productivo que acaba de aprobar el Congreso crea la Factura de Crédito Electrónica que permite a las Pymes reducir el costo de financiamiento y ampliar su acceso al mercado de capitales. Si bien el descuento de facturas ya existe, la Ley abre las posibilidades a todas las Pymes para que operen en este mercado. Existe poco conocimiento sobre este instrumento y sus beneficios, en particular para las pequeñas y medianas empresas. La operatoria es ágil y sencilla. Una empresa que necesita capital de trabajo para el giro habitual de sus negocios, puede anticipar el cobro de sus facturas cediéndolas a una entidad de factoring. Esta le adelanta un porcentaje del...

Ver Más

El argentino que cuida millones y millones de bitcoins

Wenceslao Casares es credor de la startup Xapo.

Ver Más