Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Los imprescindibles para el guardarropas de un ejecutivo

Por Macarena Sánchez

​La imagen personal de un ejecutivo es sumamente importante. El lucir la indumentaria prolija, planchada y perfumada, un rostro descansado sin rasgos de estrés componen la carta de presentación de la persona. 

El puesto o cargo de un alto ejecutivo implica tener que renovar el guardarropas dos veces al año -como mínimo- para adquirir nuevos “básicos” para los atuendos laborales y dejar de lado, al menos para la vida cotidiana, los jeans, remeras de algodón, zapatillas de lona. Uno se debe amigar con los trajes, pantalones de gabardina, sacos sport, camisas lisas, rayas, cuadrille o pequeños diseños, sweaters, cinturones y zapatos de vestir.

Todo directivo trata de comunicar a través de su ropa un mensaje vanguardista y una imagen moderna con los nuevos diseños y modelos que hoy las marcas especializadas en el rubro ofrecen para ellos.

Los trajes: si o si deben estar presentes. El negro nunca falla ni falta, el azul marino y el gris son las opciones “suplentes” y básicos para intercalar y no caer siempre en el mismo traje negro. 

Las camisas: las tradicionales blancas en algunas ocasiones son muy formales por lo que se empezó a incluir al celeste y lejos de ser un tabú, el rosado. Las más recomendadas son las lisas, aunque las rayadas - que sean de diseño finito-, cuadrille -el tamaño mas chico-, a lunares o con estampados sobrios que no llamen la atención.               

Sweaters: dentro de la oficina es el abrigo que puede reemplazar al saco. 

Pantalones de gabardina y sacos sport: para salir de la formalidad del traje uniforme, la combinación de pantalones y sacos está permitida. Los pantalones en colores beige, camel o azul oscuro y los sacos -según la temporada- varía la tonalidad aunque la mayoría de los hombres trata de combinar la parte superior con la inferior.  

Trench o impermeable: negro o el tradicional color beige de Burberry para un dia lluvioso o nublado.    

Zapatos de vestir: de cuero marrón o negros, acordonados o mocasines. Otra opción son los acharolados, llamativos pero válidos para un ejecutivo. 

Accesorios: como complementos, las corbatas, los pochettes y los cinturones deben estar presentes. Los pañuelos o pochettes se deben usar en ocasiones más formales y la mayoría de las veces se hace de un color o estampado en combinación con la camisa.Un truco? Para que quede perfecto, una opción es el reverso de una tarjeta de presentación -si es blanca-. Las corbatas también con trajes, la ideal y vanguardista son las “slim fit” -angostas-.      

Que no debe faltar en el guardarropa de un ejecutivo 

Un traje o smoking negro, azul o gris

Camisas blancas, negras y celeste: lisas, cuadrille o a rayas

Sweaters 

Pantalones de gabardina 

Sacos 

Trench

Corbatas 

Zapatos de vestir en marrón o negro

Cinturones 

Pochettes (pañuelos de seda que se colocan en el bolsillo del saco)

*Macarena Sánchez, productora de moda y asesora.

Relacionadas

Qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor. Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca 
Ver Más

Joan Cwaik fue seleccionado como disertante en la cumbre de jóvenes emprendedores del G20 YEA

El emprendedor e innovador tecnológico fue convocado para participar como disertante de la cumbre anual del G20 YEA, el evento anual más importante del mundo de los emprendedores jóvenes que este año se realiza en Argentina.

Ver Más

¿Cómo motivar a tu hijo para que estudie ingeniería?

La falta de ingenieros no es algo novedoso, ni aquí ni en el mundo. Se estima que en Argentina falta la mitad de los ingenieros que demanda el mercado, y pese al esfuerzo y promoción que tanto el Estado como las Universidades públicas y privadas vienen realizando, aún queda mucho para seducir a la nueva generación “Z” o centennials.

Padres preocupados por el futuro de sus hijos en un mundo en donde la “robotización” pone en jaque al 65% de las actividades que hasta hoy se desarrollan, lidian a diario entre la sobre exposición de los preadolescentes en redes sociales, que prefieren consultar lo que desean saber en internet, y deciden de forma rápida en base a lo que tienen a su alcance.

Imaginemos un mundo en donde el conocimiento y comunicación sea accesible y gratuito, donde la energía sea generada de manera económica, donde podamos materializar inmediatamente todo lo que imaginemos, y en donde podamos crear nuestra propia moneda. ¿Cuál sería el conocimiento o habilidades que demandará ese mundo para hacer la diferencia?

Ver Más

Factura de crédito electrónica, una oportunidad para las Pymes

En toda economía desarrollada existe un sistema financiero que acompaña y estimula el crecimiento. Al canalizar el ahorro en inversión, desempeña una función esencial como motor del crecimiento productivo. Para las Pymes es vital: necesitan financiamiento para crecer. Sin liquidez, quedan en una posición poco competitiva frente a grandes empresas que muchas veces se financiaban con las Pymes proveedoras. Por eso, las Pymes necesitaban de manera urgente un sistema financiero que mejore sus condiciones y las ayude a ser más competitivas y a ser parte el mercado de capitales. Esta semana tenemos una gran noticia: la sanción de la Ley de Financiamiento Productivo que acaba de aprobar el Congreso crea la Factura de Crédito Electrónica que permite a las Pymes reducir el costo de financiamiento y ampliar su acceso al mercado de capitales. Si bien el descuento de facturas ya existe, la Ley abre las posibilidades a todas las Pymes para que operen en este mercado. Existe poco conocimiento sobre este instrumento y sus beneficios, en particular para las pequeñas y medianas empresas. La operatoria es ágil y sencilla. Una empresa que necesita capital de trabajo para el giro habitual de sus negocios, puede anticipar el cobro de sus facturas cediéndolas a una entidad de factoring. Esta le adelanta un porcentaje del...

Ver Más

El argentino que cuida millones y millones de bitcoins

Wenceslao Casares es credor de la startup Xapo.

Ver Más

Vender con tarjeta de débito: dudas y respuestas

La vigencia de la ley que obliga a todos los comercios a vender con tarjeta de débito generó quejas y respuestas. Desde Increase tomamos los principales argumentos en contra de la medida y los analizamos para entender si están basados en información o surgen de prejuicios o confusiones. "Vender con tarjeta hace que un comercio pierda rentabilidad"Esta es la principal razón que encontramos entre las respuestas negativas a la medida y surge del desconocimiento de los beneficios de vender con tarjeta y la sobreestimación de los costos asociados a estas operaciones.

Ver Más

Columnista