Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Los argentinos, pesimistas sobre el futuro económico del país




Tras el anuncio del presidente Macri en cadena nacional sobre el pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional, el humor de los argentinos ya no es el mismo. Si bien los diferentes aumentos de tarifas ya habían mermado negativamente en la sociedad, esta noticia golpeó incluso a los habitantes que están a favor de las políticas de Cambiemos.
Pero la preocupación existe. Y es compartida. Para conocer qué piensa la gente en la calle sobre el futuro de la economía argentina, desde Isonomía Consultores armaron una encuesta para el diario El Cronista en la que se debían responder solo dos preguntas:¿Usted cree que la situación del país está mejor, igual o peor que el año pasado? y ¿Cómo cree que estará la situación del país dentro de un año: mejor, igual o peor?
En comparación con los resultados obtenidos en abril de 2017, respecto de la primera consulta las respuestas variaron y para peor: el 23 por ciento había respondido “mejor” un año antes mientras que ahora sólo piensa así el 21 por ciento. Además, la respuesta “igual” cayó del 31 al 28 por ciento. Pero el mayor impacto se dio entre aquellos que respondieron “peor”: el salto fue del 45 al 51 por ciento.
Los encuestados también fueron indagados sobre sus perspectivas económicas personales y en ese rubro el cambio no fue tan notorio. Subió apenas un uno por ciento: el año pasado el 44 por ciento de los participantes de la encuesta había advertido que estaba peor que el año anterior y ahora lo hizo el 45 por ciento. Por su parte, las respuestas “mejor” e “igual” se mantuvieron en 10 y 46 por ciento respectivamente.
Frente a la segunda pregunta, que apunta al futuro, el 39 por ciento se mostró esperanzado y dijo que entiende que estará “mejor”, pero el año pasado esa cifra había llegado al 48 por ciento, por lo que en este ítem el retroceso también es notorio.
La opción “igual” fue elegida, esta vez, por un 17 por ciento, frente al 19 por ciento del año anterior. Y este año los que consideran que el año que viene la situación económica del país estará más complicada fueron en total un 33 por ciento de los consultados, lo que representa una suba de 3 por ciento respecto al 30 de 2017.
Juan Germano, socio fundador de Isonomía Consultores, la razón de estos resultados es comprensible: entiende que en los últimos meses se vio una agenda “muy poco generosa y compleja” en la que se empezaron a tratar los temas que más atemorizan a los argentinos.
“Estás discutiendo siempre de economía y, cuando discutís de economía en la Argentina, discutís porque la cosa va mal. Entonces, desde ese punto de vista es que tenés una baja de expectativa”, indicó.

Relacionadas

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Las 3 exigencias que impuso la primera auditoría del FMI a las finanzas de la Argentina

En medio del comienzo de las reuniones entre los técnicos del FMI y del gobierno argentino se conocieron ya las primeras medidas que el  organismo le impuso a la Argentina para poder cumplir con el programa stand by de tres años firmado el 14 de junio pasado.

La misión encabezada por el economista Ricardo Cardarelli mantuvo una reunión ayer durante las primeras horas de la mañana en el Palacio de Hacienda con el equipo económico comandado por el ministro Nicolás Dujovne y luego con el  presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo, y los integrantes del Comité de Política Monetaria.

Según pudo saber Infobae, los técnicos manifestaron la preocupación de la directora gerente, Christine Lagarde, por la débil situación de la economía argentina, y para revertir ese cuadro le sugirieron al Gobierno cumplir rigurosamente con tres objetivos para aprobar la primera revisión de la metas del acuerdo por tres años que comenzó hoy y que se extenderá hasta el próximo 22 de agosto, clave para activar un segundo desembolso, ahora por USD 3.000 millones, a saber:

1. Fuerte reducción de la tasa de inflación. La meta deberá ser igual o menor a las expectativas actuales del mercado (REM) para el cierre de 2018, que es la meta superior...

Ver Más

Mauricio Macri, sobre la suba del dólar No pasa nada, tranquilos

El Presidente restó importancia a la suba que se registró en los últimos días, al asegurar que "no pasa nada". Mientras tanto, el dólar en la city porteña cayó algunos centavos luego de una serie de medidas adoptadas por el Gobierno y el BCRA. Sigue por encima de 30 pesos


Ver Más

La imagen lo es todo: cómo vemos a los organismo multilaterales

En los últimos años, los organismos multilaterales se han comportado de la siguiente manera: le han sacado plata a los pobres de los paìses ricos, vía impuestos, para dársela a los ricos de los países pobres que son los primeros que se salvan a la hora de escaparse cuando viene un gran rescate. Esa es la imagen que tienen muchos, de muchos organismos multilaterales. La pregunta es: ¿globalización o proteccionismo?. A título personal, Claudio Zuchovicki afirma ser "bastante proglobalización". Es que cree que "muchas cosas son inevitables y no vale la pena resistirse cuando las empresas ya son globales y se guían a través de la nube y no tanto de los físico. Hoy, las empresa ya no tiene nacionalidad". Por eso, el nuevo rol de los organismos multilaterales es de tratar de hacer llevadero esto, en los países donde hay mayor resistencia. Incluso en los Estados Unidos, cada vez más proteccionista, que se debate en una guerra comercial con China; o paìses como el nuestro, emergentes, intentando entender que somos todos ciudadanos del mismo mundo. Para tratar de entender este nuevo mundo nos visitó en El Inversor Marcelo Scaglione, representante de la Argentina ante de la OCDE.

Ver Más

Overshooting la palabra que se puede poner de moda

A fines de la década del 70, cuando los debates sobre el impacto de la emisión monetaria eran moneda corriente, Rudiger Dornbusch, uno de los mejores macroeconomistas de todos los tiempos, planteó la idea de que los shocks monetarios generaban, obviamente, una devaluación de la moneda, pero que el tipo de cambio sobre reaccionaba primero, para acomodarse al nuevo equilibrio después. En castellano; si el Gobierno le daba a la maquinita, por ejemplo, para financiar el déficit fiscal, el traslado a precios se producía mas rápido en los activos financieros (el dólar, por ejemplo), que en el resto de los bienes de la economía. Expresado en términos de la situación actual; si sube primero el dólar, pero lo hace de manera exagerada, luego habrá más inflación y se licuará una parte del efecto real de la subida del tipo de cambio. El mecanismo puede ser un poco distinto del pensado por el economista alemán, porque acá no hubo un shock de emisión, sino un derrumbe de la demanda de dinero, pero a los efectos prácticos la lógica es similar, porque si la gente no quiere los billetes que imprime el gobierno, pues sobra liquidez, que termina yendo a precios, sea de bienes o del dólar.

Ver Más

Falta un año para las elecciones y así miden hoy los posibles candidatos

Varias encuestadoras brindaron números sobre intención de voto.

Ver Más