Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Estamos en tiempo de descuento, acercándonos a lo que muchos consideran las elecciones presidenciales más trascendentes desde el regreso de la democracia.

Un informe elaborado por el Equipo de Inversor Global concluyó que más allá de quien gobierne a partir del 11 de diciembre, hay dos conceptos que explican la Argentina que viene: reformas estructurales y consenso. Sin las primeras, nuestro país quedará marginado del mundo actual que requiere mayor dosis de competitividad e innovación. Pero para lograrlas, hace falta el segundo de los condimentos: el consenso y acuerdo de nuestra clase política.

Más allá de los discursos antagónicos de los candidatos, no hay demasiados misterios: ningún país puede salir adelante sin crecimiento económico.

Los postulantes al sillón de Rivadavia hablan de crecer, generar trabajo y aumentar el consumo. ¿Cómo lograrlo sin medidas de fondo que incentiven la inversión privada…?


El próximo Gobierno debe priorizar la búsqueda de consensos para entablar las reformas profundas que la economía necesita. Es un círculo vicioso.

La inversión necesita seguridad jurídica, confianza, transparencia e incentivos. Esa previsibilidad es lo que Argentina no tiene desde hace varias décadas. Por eso los cimientos que debe plantar la Argentina si quiere recuperar el sendero del crecimiento económico tienen que ver con, al menos, tres puntos principales.

La sanción de una reforma impositiva y laboral, la búsqueda del equilibrio fiscal con la reducción del gasto público y, por último, la eliminación del impuesto a la renta financiera para fomentar el mercado de capitales.

De ellas, ¿cuál es la más urgente…? Las respuestas de más de 1.200 inversores sugirieron lo siguiente:



Todo está relacionado

La coyuntura actual tiene como principal víctima a las pymes.

Además de enfrentar la caída de las ventas como consecuencia de la recesión, las pymes conviven con la volatilidad del tipo de cambio y el aumento de sus costos en dólares, la imposibilidad de importar bienes de capital, el acceso al crédito restringido por las altas tasas de interés, los controles de precios sobre sus productos y, como si fuera poco, con una carga impositiva asfixiante.

Urge trabajar en una reforma impositiva integral que alivie los costos fijos y genere incentivos suficientes al sector productivo para invertir ampliando la frontera productiva y la innovación. Debe incluir una reforma laboral adaptada a los tiempos de hoy, que incentive a las empresas a aumentar el personal y a formalizar la situación de los "informales".

El objetivo final de ambas reformas estructurales tiene que ser el de aliviar la presión impositiva. La misma es una de las más altas del mundo y representa casi el 30% del PBI.


Para avanzar nos encontramos con un obstáculo: el increíble tamaño del gasto público en la economía. El gasto público total representó casi el 40% del PBI a fines de 2018 mientras que el déficit fiscal llegó a casi 7 puntos del producto a finales de 2017.


No sólo el nivel de gasto es muy elevado en proporción con el PBI (y en comparación con el resto de los países de la región), encima no se generan los recursos propios para financiarlo, incurriendo en un crónico e insostenible déficit fiscal. Con la llegada de la crisis financiera a mediados de 2018, el Gobierno aceleró la convergencia hacia el equilibrio primario en 2019 y el equilibrio fiscal en 2020.

Para crecer, esta es una condición necesaria pero no suficiente. Hay que buscar el equilibrio fiscal acelerando el recorte del gasto, de modo de aliviar la presión impositiva paulatinamente. Debe ser una política de estado de 10, 15 años gobierne quien gobierne. Es la única manera de fomentar la iniciativa del sector privado para que actúe como verdadero motor de la economía.

Finalmente, todo debe estar alineado con la generación de incentivos que incrementen la tasa de ahorro interno para financiar el desarrollo de largo plazo. Para ello es necesario desarrollar el mercado de capitales. La imposición del Impuesto a la "renta financiera" fue el error más dramático que llevó adelante este Gobierno en términos de reglas de juego claras y seguridad jurídica.

Toda restricción al capital impacta negativamente en el crecimiento de la economía.

No es casualidad que desde la entrada en vigencia de este impuesto para las inversiones extranjeras, la prima de riesgo país se haya más que duplicado.


Acelerar la tasa de ahorro es el pilar central de todo este proceso para poner al mercado de capitales como la institución madre que conecte a los ahorristas con los que necesitan el capital para aumentar producción y productividad.

En resumen: desde la óptica de los inversores, que tienen una visión de país próspero de largo plazo, las tres reformas mencionadas (la impositiva y laboral, la de aceleración en la reducción del gasto y la de eliminación del impuesto al ahorro) resultan claves para recuperar la confianza y ser más competitivos.

Relacionadas

No somos ricos, debemos trabajar para serlo

El debate sobre el futuro impregna ambientes diversos. Los líderes globales reflexionan sobre los desafíos de estos tiempos en varios espacios de la academia y la sociedad. La preocupación crece con el cambio climático, la contaminación, las nuevas formas de terrorismo, las políticas sorpresivas de EE.UU. y sus consecuentes impactos en el comercio global. ¿Cuál será el rol de las nuevas potencias como China? ¿Y sobre todo los cambios culturales, sociales y laborales que generan la convergencia de las nuevas tecnologías y las migraciones?

Con esta misma energía podríamos mirar el futuro con esperanza. El desarrollo de las energías renovables hace tender su costo a cero, ya no será una utopía producir en el Sahara o usar el agua desalinizada del mar. La convergencia de biotecnología, robótica, agricultura de precisión...

Ver Más

Nuevas tendencias en el desarrollo de talento

Los cambios en las tecnologías, en las necesidades de los clientes y en la diversidad y movilidad de la fuerza laboral están haciendo que las empresas se encuentren con una fuerte necesidad de re-entrenamiento de su personal.

Las tecnologías disruptivas, como la digitalización, la automatización y la inteligencia artificial, se combinan con las fuerzas demográficas para continuar transformando el trabajo, cómo se hace y quién lo hace. En una encuesta realizada por McKinsey 60 por ciento de los ejecutivos entrevistados espera que la mitad de sus empleados sea re-capacitado, o upskilled en los próximos 5 años. El 28 por ciento espera que más de la mitad requieran capacitación o incluso deban ser reemplazados. Y más de la tercera parte de los entrevistados afirmaron que no están preparados para entrenar a tanta gente al ritmo actual...

Ver Más

El fracasado Macri: ¿elección 2019 o guerra entre dos bandos?

El que nace para pito nunca llega a corneta. Mucho se lo viene criticando a este fracasado señor presidente que tenemos. Pero poco se remarcan los logros que a pesar de una fulminante y perversa herencia K ha sido capaz de cosechar en tan sólo tres cortos años. Este fracasado señor presidente, criticado despiadadamente por un perverso y mediocre periodismo de la TV, ese mismo al que nuestro fracasado presidente precisamente le quitó la pauta, consiguió entre otras cosas lo siguiente. Primero, levantó el asfixiante cepo cambiario K que nos cerraba perversamente al mundo. Segundo, recuperamos el INDEC y con él, neutralizamos la siniestra desinformación K. Tercero, del déficit fiscal K estamos ya en equilibrio primario M. Cuarto, logró el equilibrio fiscal de la mayoría de las provincias del país liberándolas de la sistemática dependencia K en defensa del federalismo. Quinto, nos liberó del default K permitiendo nuevamente el acceso a mercados internacionales de financiamiento. Sexto, logró un desarrollo impensado en Vaca Muerta que nos saca de la dependencia energética K y nos abre una formidable puerta de expansión futura y autoabastecimiento en un insumo estratégico. Séptimo, del abandono K nos viene reconstruyendo a base de una obra pública indispensable y honesta, sin sobreprecios y no vista en décadas por su calidad y magnitud....

Ver Más

Ahora los analistas esperan 40% de inflación para 2019

Los clásicos informes privados que recibe el BCRA se caracterizaron en este comienzo de julio por coincidir, en el promedio, en un cambio de tendencia de los indicadores macroeconómicos, en particular en lo que respecta a la perspectiva de inflación y de la variación del dólar.

Ver Más

Adiós a la manzanita

Jony Ive deja Apple: el diseñador del iPhone se independiza Ive, una de las figuras más influyentes en Silicon Valley, creará su propia empresa tras casi tres décadas dedicado a la tecnológica.

Ver Más

Las ideas, el conocimiento y el crecimiento de la Argentina

Si la generación y asignación de recursos escasos es la tarea de la economía, su distribución es tarea de la política. Política y economía son inescindibles. Las restricciones con las que deben cubrirse todas las necesidades están justamente dadas por los recursos escasos. Tanto para el crecimiento como para la distribución de los ingresos, los primeros escritores distinguían entre capital y trabajo, pero hoy ya es difícil usar esas categorías. El capital no se puede identificar como dinero en un banco o maquinarias y fábricas o hectáreas. El capital es "trabajo cristalizado", el resultado del esfuerzo previo. El capital puede ser humano o físico/financiero, y está condicionado por la "naturaleza" o las condiciones en las que vivimos. El conocimiento define nuestra capacidad para desenvolvernos en esas condiciones. Si acumulamos conocimiento tendremos más capital...

Ver Más