Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Las previsiones económicas para el segundo semestre, poco alentadoras

Especialistas hablan sobre el futuro de la economía tras la llegada del FMI.


Fueron seis meses agitados. Si bien el año pareció arrancar tranquilo, en las últimas semanas la suba del dólar, que alcanzó los 30 pesos, el anuncio del presidente Mauricio Macri del pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional por 50 mil millones de dólares y la reciente calificación de la Argentina como mercado emergente hicieron de este último tiempo algo más que movido.


Ahora llega la segunda mitad del año y las previsiones no son muy positivas. Si bien las acciones locales de los últimos tres países calificados como emergentes subieron 38% en el año posterior al anuncio, no hay razones mucho más contundentes para creer que eso mismo pasará con la Argentina. 


Para conocer qué esperar del segundo semestre, el diario La Nación entrevistó a varios especialistas:


  • Luis Palma Cané es economista especialista en mercados internacionales y asegura que una tendencia a la suba en las acciones significa que se valorizarán las empresas locales y que tendrán mayor facilidad para la ampliación de sus capitales: "Además, por efecto simpatía de la declaración de emergente, habrá una tendencia a una mayor demanda de bonos argentinos privados y soberanos, lo que implica una baja del costo de endeudamiento".

  • Marina Dal Poggetto, economista de Eco Go, entiende al respecto que por ahora la inflación viene alta: "La medición de alimentos nos da 3,8% en el total y 4,1% en alimentos para consumir dentro del hogar. Estimamos que la inflación interanual de este mes va a estar cerca del 29,5% o 30% (en mayo fue de 26% interanual)". Además, indica: "El escenario internacional se complicó. Estás en un mundo donde pasan cosas, pero, encima, eso justo lo tomó al país con un desequilibrio externo de 5 puntos (US$30.000 millones; 10.000 millones de déficit comercial, 10.000 millones de turismo y 10.000 millones de utilidades que generan las empresas internacionales)".

  • Por su parte, el CEO de Analytica, Rodrigo Álvarez, habla de una situación paradójica con la construcción, porque la venta de insumos sigue firme pese a que se espera un fuerte estancamiento en los próximos meses: "Por el lado de la obra pública, se va a ralentizar el gasto y por el lado de la obra privada, la demanda final va a resultar golpeada, porque los créditos hipotecarios sufrieron mucho con el salto del tipo de cambio y los bancos dejaron de prestar". Y sobre la industria automotriz, asegura: "Hoy el salto del tipo de cambio se trasladó en gran parte al valor de los autos y eso los aleja del comprador. A eso hay que sumarle que la suba de la tasa de interés (en el orden del 35%) encarece el financiamiento o directamente lo restringe".

  • Sobre la situación del empleo, Juan Luis Bour, economista de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL), advierte: "Digamos que crece menos de 0,5% anual, porque no están ni el sector publico ni la construcción. Vamos a ver un poco más (no mucho) de desempleo. El año pasado el empleo creció 1,6%, pero en medio de una recesión no podemos esperar ahora algo expansivo".

  • Y respecto de los salarios de los trabajadores, el director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella, Juan José Cruces, asevera: "El shock de confianza sufrido por la economía argentina, sumado a la suba de la tasa de interés internacional y al fortalecimiento del dólar en la región, implica un dólar de equilibrio más alto aquí. Eso nos manda la señal de que produzcamos más bienes para venderle al resto del mundo y menos bienes para vendernos entre nosotros. Para evitar una recesión, esto requerirá que baje el valor en dólares de los bienes y servicios que se venden acá, entre ellos el trabajo (es decir, los salarios)".

Relacionadas

Ricardo Arriazu: "Si no había un acuerdo con el FMI, al día siguiente éramos Venezuela"

El economista analizó el rumbo económico durante un seminario en la Cámara de Agentes de Bolsa. Reconoció que la Argentina está atravesando un momento difícil y que sin el acuerdo con el FMI el país hubiera terminado como la Venezuela de Maduro.

Ver Más

GPS financiero: si nos ayuda el FMI ¿por qué baja el mercado?

El segundo arreglo con el FMI tiene dos ventajas. La primera es que tacha la palabra “precautorio”, nos adelantan el dinero que necesitamos hasta el 2019. La segunda es que antes nos daban el dinero a cuentagotas si cumplíamos algunas metas difíciles. Ahora, primero viene el dinero y luego hay que demostrar que hicimos bien las cosas. Traduciendo, ahora es el Estado Nacional quien maneja el dinero, antes era el FMI con condiciones. Esto blinda la situación financiera argentina y el país no depende del mercado para refinanciar sus deudas, dato súper tranquilizante en un momento muy difícil del contexto internacional. Sin embargo, nuestro riesgo país no baja. A pesar de todo lo expuesto, la tasa de interés que tiene un bono argentino es altísima. Se podría decir que ganamos solvencia, pero no credibilidad. El tipo de cambio se estabilizó este mes. Es alto pero estable. Hasta hace solo un par de meses la demanda de dólares de los importadores era de promedio 150 millones de dólares diarios, hoy no llega a los 15 millones. También, un par de meses atrás, la demanda de dólares de los ahorristas era de 250 millones diarios, ahora las personas que no llegan a fin de mes casi superan la cantidad de los que pueden ahorrar. Esto demuestra que la recesión empieza a pegar fuerte y que no hay muchos pesos en la calle.

Ver Más

¿Cómo afecta el "déficit cero" a la actividad económica?

Aún con el acuerdo con el FMI, pero sin el presupuesto aprobado, aún no tenemos claro dónde estamos y hacia dónde vamos. Claramente la economía argentina tiene enormes dificultades para crecer. Una propuesta de solución es lograr el déficit cero. 

Ver Más

Argentina subió al quinto lugar en el ranking de inflación mundial

Tras la violenta devaluación del peso y su consiguiente impacto sobre los índices de precios, la Argentina se ubicaría a fin de año entre los cinco países con más alta inflación del mundo, según resulta de una elaboración de ámbito.com en base a las proyecciones contenidas en el último informe Perspectiva Económica Mundial del Fondo Monetario Internacional. El FMI estima que la suba del costo de vida en el país llegará a 40% a fin de año, una cifra inferior al consenso de los economistas que espera una variación del orden del 45%. De todas formas, de confirmarse la cifra pronosticada por el Fondo, la Argentina ocuparía el quinto lugar en el ranking mundial de inflación, escalando tres posiciones respecto del anterior informe del organismo multilateral (correspondiente a abril último) cuando, con una inflación estimada en torno del 20%, la economía argentina se ubicaba en el octavo lugar. Sólo 17 países, sobre un total de unos 190, registran una inflación anual de dos dígitos. 

Ver Más

El Foro de Convergencia Empresarial dio un fuerte apoyo al acuerdo del Gobierno con el FMI

Los principales empresarios del país emitieron un comunicado, firmado por todas las organizaciones que lo componen, en el cual brindaron su apoyo al nuevo acuerdo alcanzado entre el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).


Ver Más

¿Es posible una nueva política monetaria y cambiaria?

¿Que cambie el presidente del Banco Central (BCRA) implica que se modifican la política monetaria y cambiaria? La reforma de la Carta Orgánica en 2012 agregó varias responsabilidades a la ya difícil tarea de proteger el valor de la moneda y la salud del sistema financiero. Lamentablemente no agregó nuevos instrumentos, por lo cual lo que el presidente del BCRA puede hacer es limitado.

Es extremadamente difícil mantener un cierto equilibrio entre nivel de reservas, tipo de cambio, tasa de interés y regulación del sistema financiero. Esta complejidad nos debe hacer definir: ¿es imprescindible establecer un objetivo como prioritario y los demás se subordinan a ese? ¿O se va intentando tener alternativamente distintos objetivos sin privilegiar a ninguno? ¿Cómo dar previsibilidad a algunas variables sin generar una "timba"?

Ver Más