Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de los problemas

Por Sofía Quilici

La igualdad de género es el quinto objetivo del desarrollo sostenible de la agenda planteada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hacia 2030. No es sólo un derecho humano sino que es la base necesaria, a nivel mundial, para conseguir estabilidad económica y social. La probabilidad de que las mujeres participen en el mercado laboral sigue siendo casi un 27% menor que la de los hombres.

Según un informe realizado por  la consultora  integral en Recursos Humanos Adecco sobre la situación actual de la mujer en el ámbito laboral y las mujeres que se desempeñan en puestos considerados –tradicionalmente- masculinos, el 83% de los trabajadores llevan a cabo sus tareas en ámbitos mixtos. Sin embargo, en el otro 17% del total corresponde personal masculino.

La falta de mujeres en ciertos espacios de trabajo se debe, en su mayoría, a los mitos culturales que aún nos acechan. Entre ellos, la maternidad. En este sentido, el 60% de los encuestados por Adecco revelaron que es uno de los factores propiciantes a que las empresas contraten más hombres que mujeres, así como también permitir o no el desarrollo de las habilidades para ambas partes en pos de alcanzar un puesto jerárquico mayor.

Si bien la brecha salarial disminuyó notablemente desde el 2013, la cantidad de mujeres que poseen el mismo salario que un varón por igual tarea es menor al 25%, situación que se agrava en las provincias del norte de nuestro país.

Hoy, el empoderamiento económico de las mujeres se vuelve uno de los factores más importantes para el desarrollo sostenible. No sólo para ergir economías y aportar prosperidad; sino también para evitar círculos de violencia doméstica, en donde el control del dinero es uno de los principales factores por los cuales una mujer no puede independizarse. 

Según el informe presentado por Adecco, los encuestados opinan que las mujeres encuentran más cómodo tareas tales como la confección de ropa, compras en el supermercado y tareas de ama de casa; mientras que aquellos trabajos que requieran reparación o electricidad se las asocian al género masculino. 

Si bien constantemente se demuestran nuevas oportunidades que les ofrece el mercado a las mujeres, la problemática figura en las dificultades que las mismas empresas plantean para ascender a niveles altos de jerarquía y desempeñarse en cargos más importantes. Sin embargo, el 72% de los encuestados creen que las mujeres aportan una visión diferente para la resolución de los problemas.

En este sentido, es preciso promover el liderazgo de las mujeres y, para lograrlo, se deben establecer metas de diversidad para aumentar la representación en los diversos niveles directivos y de decisión. Por ejemplo, una mesa sindical sin mujeres en ella será un sueldo pensado por hombres para hombres y la remuneración no contemplará a la sociedad en su totalidad.

Hablar de la brecha de género dentro de las empresas no sólo se limita a las posiciones que a las que acceden hombres y mujeres sino también al incentivo a capacitarse en la temática y encontrar o buscar soluciones entre los mismos empleados. Al respecto, el 75% especifica que no cuentan con un grupo específico en el que se trate la perspectiva de género dentro de la empresa, aunque el 35% restante no lo creen necesario. 

Las empresas que cuentan con mayor igualdad de género poseen niveles más altos de crecimiento, así como un mejor desempeño en la totalidad de sus empleados. No obstante, para lograr este objetivo e incluir el talento y la fuerza del trabajo de la mujer se necesita adoptar políticas y tomar decisiones que abarquen a todos los ámbitos laborales, cargos y profesiones. 

Para crear economías fuertes debemos tener mujeres empoderadas que participen en una vida económica plena y puedan tomar decisiones en cada uno de los sectores, sin importar mitos y supuestas condiciones culturales.

Debatir, reflexionar, entender y cuestionar son acciones necesarias para generar paridad en cualquier ámbito de la sociedad. La concepción del género en tanto igualdad no puede ser una temática aislada o concluir en simples ideas, sino que se debe transversalizar esta perspectiva.

Relacionadas

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.

Ver Más

E-commerce, un sector que avanza y que necesita de profesionales

La mayoría de las búsquedas se orientan a jóvenes de entre 25 y 29 años con formación en marketing. 

Ver Más

Los 50 trabajos online más demandados 

El portal Freelancer.com armó un ranking sobre las tendencias que se vienen.

Ver Más

Advierten que casi la mitad de los trabajadores no tiene acceso a un empleo de calidad

La actualidad del mercado laboral es "mejor" a la de períodos anteriores, pero el 49% "accede a un empleo precario", indicó un informe privado, el cual evaluó que los nuevos puestos se vinculan con "mayor informalidad y bajos ingresos".

Ver Más

Los datos de empleo y la macroeconomía

Desde que en el segundo semestre de 2016 aparecieron los primeros indicios de reactivación de la actividad económica agregada hasta hoy surgieron aparentes contradicciones entre ese nuevo escenario, con "siete trimestres consecutivos de crecimiento del PBI", según resalta a menudo el ministro de Hacienda y su equipo, y las quejas y cuestionamientos crecientes de sindicalistas, economistas independientes y también de empresarios sobre la fortaleza de esa recuperación en el agregado general y la realidad que afecta a cada sector...

Ver Más

¿Cuáles son los países que más argentinos contratan para trabajar en forma remota?

La tecnología abre un mundo de posibilidades, entre ellas, trabajar desde Argentina para otras latitudes sin importar la barrera del idioma y el huso horario. Los profesionales locales son solicitados por su conocimiento, el alto cumplimiento de objetivos y su creatividad para la solución de problemas, cualidades fundamentales para el trabajo a distancia. 

Ver Más

Columnista