Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

El riesgo de no ajustar la política fiscal

Por Daniel Sticco

Los analistas económicos, más que los mercados, en particular de acciones, se mostraron preocupados tras conocer en la reapertura de la mini semana financiera local el dato de inesperada aceleración de la inflación en los EEUU, porque proyectan que de ese modo se afirma la expectativa del inicio de un ciclo alcista de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal, ahora bajo la conducción de Jerome Powell, que derivará en mayor costo del dinero para la Argentina.

Sin embargo, las autoridades locales, en particular de Hacienda, encabezadas por Nicolás Dujovne, y de Finanzas, bajo la conducción de Luis Caputo, prácticamente no se inquietaron, porque mantienen la postura de la semana anterior de que "estamos prefinanciados" y que "las pautas para todo el año contemplaban una suba de las tasas externas".

La cuenta que hacen parece sencilla: "en enero, con la colocación de bonos de la deuda pública por USD 9.000 millones, previendo el sendero alcista de las tasas de interés internacionales, más anticipos del año anterior, y otras emisiones de deuda en pesos y dólares en la plaza local, ya se cubrieron USD 25.000 millones de los USD 35.000 millones previstos en el Plan Financiero del corriente año".

No sólo eso, agregan fuentes cercanas a los ministros que "la política anticipada de financiamiento ya permitió obtener un ahorro de USD 680 millones respecto de lo que se hubiera pagado con las tasas actuales para la Argentina".

Sin embargo, en el Banco Central, por el contrario, habrían decidido no sumarse a ese aparente exceso de confianza, y en la reunión del Copom (Consejo de Política Monetaria) optaron por moverse con "cautela" y poner freno a la baja de la tasa de interés de referencia para el sendero de pases con los bancos, y dejarla en 27,25% anual que establecieron en enero, para que no afecte la reactivación de la economía.


Esa tasa es 12,5 puntos porcentuales más alta que la meta recalibrada de inflación para todo el año de 15%; y unos 8 puntos porcentuales por sobre las expectativas más conservadoras del mercado.

Mayores necesidades de financiamiento


Por el contrario, entre los economistas de las consultoras prevalece la preocupación por los modestos logros del equipo económico en su objetivo de reducción del déficit fiscal total, porque sostienen que los ahorros a nivel primario desaparecen en la cuenta final, por la mayor carga de intereses, tanto del Tesoro, como del cuasi fiscal que genera el Banco Central con el abultado monto de Lebac en circulación, equivalen a más de 10% del PBI.


Al menos esa es la lectura que hacen los privados cuando ven que el índice de Riesgo País de la Argentina se disparó casi un 20% desde el 28 de diciembre último, cuando se recalibró la meta de inflación y se pidió relajar la política monetaria, pasó de 349 puntos básicos a 414 ayer; mientras que el correspondiente a Brasil apenas se movió un 3%, esto es 8 unidades, a 248 pb.


Sin embargo, fuentes confiables de Hacienda aseguraron a Infobae que "está todo dentro de la previsto, y cuando entre abril y junio se cierren las paritarias, y se disipen los efectos de los aumentos de tarifas y regulados de este primer trimestre, las expectativas de desinflación van a renacer, y se van a aproximar a la meta del 15 por ciento".

Factor de amortiguación

Naturalmente, a esta altura no se puede asegurar quién está en lo cierto. Pero claramente, seguir el paso que dio el Banco Central, y optar por decisiones de mayor austeridad en el gasto público, al menos del que está a cargo del Poder Ejecutivo Nacional, adicional al "ajuste cosmético" del gasto de la política, se considera que podría significar una señal positiva para los mercados, y evitar que la brecha de riesgo país con Brasil deje de ampliarse.

Sobre todo porque el grado de libertad que ofrece un año no electoral da un margen importante para abandonar el exceso de gradualismo en las políticas destinadas a la "normalización" de la economía, en particular en lo que respecta al recorte del rojo fiscal, clave para atenuar las presiones sobre la tasa de inflación.

De ese  modo, no son pocos los economistas que creen que esa decisión posibilitaría avanzar hacia la convergencia del índice de riesgo país de la Argentina al de Brasil, y de ese modo neutralizar hasta poco más de 150 puntos básicos de suba de la tasa de interés en los EEUU, hasta un 4,5% anual.

Por el contrario, esos economistas advierten que mantener un exceso de confianza y no tomar reaseguros podría potenciar el aumento de la brecha de riesgo país con Brasil, y, por tanto, ensanchar el déficit fiscal global, por el mayor costo de emisión de nueva deuda.

Relacionadas

Nicolás Dujovne desmintió en Diputados que el Gobierno analice dolarizar la economía

El ministro de Economía presentó la iniciativa en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja. Negó también una reestructuración de la deuda: "No habrá otro default". Hubo polémica por la demora en la llegada del funcionario al Parlamento.  

Ver Más

Atendamos al Riesgo-País para no tener un "País Riesgoso"

Esta nota intenta ser constructiva, entendiendo que en este avión viajamos todos. No importa que estés en primera, business o turista, cuando se mueve se mueve para todos. También entiendo que hay ciertos terroristas en este viaje que su objetivo es, precisamente, provocar terror para beneficiar sus objetivos ideológicos. "El constante mar revuelto para sus beneficios personales y electorales". Acá necesitamos de todos. No es momento de paros, de declaraciones agraviantes. Ya llegarán las elecciones para manifestarse. 

Partimos de la subestimación de las variables macro y la sobrestimación y soberbia en el ejecutivo, pero también agregaría la inmadurez en el sistema político en general, que solo piensa en la próxima elección a modo de salvarse ellos a costa de sus representados. La evaluación del diagnóstico es clara: nuestra economía ya no es bimonetaria, la gente no quiere pesos y solo pensamos en dólares. Entendido esto, nos encontramos con la falta de ingreso genuino de dólares (desbalance en la balanza de pagos), por la sequía, por la falta de productividad y competitividad reemplazamos ese ingreso necesario por endeudamiento y éste sencillamente se cortó. El mercado terminó ajustando en manera drástica ese desequilibrio y con una fuerte devaluación está corrigiendo esos desbalances, en forma desprolija y con un costo político enorme. Pero mirando a seis meses, con este tipo de ...

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Con críticas al Gobierno Nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario celebró un nuevo aniversario

Durante la conmemoración del 134° aniversario de la entidad rosarina realizado la semana pasada, el presidente de la prestigiosa institución, Alberto Padoán, cuestionó la medida anunciada tiempo atrás por el Gobierno de Mauricio Macri, relacionada con la suspensión del programa de reducción de retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja.

Ver Más

El Plan C de Melconian

El economista y otrora referente del macrismo no ahorró críticas al Gobierno. Sostuvo que todo podría terminar con una economía intervenida. La Morenización

Ver Más

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Columnista