Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

El nuevo índice de inflación reveló la heterogeneidad de la economía argentina

Por Daniel Sticco


El último martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio un paso más en su plan de normalización de las estadísticas públicas, con la difusión de un índice ampliado de la inflación que ahora releva 320 mil precios en 39 aglomerados urbanos de todas las jurisdicciones, agrupados en seis grandes regiones, en contraste con dos áreas que forman una, como la Ciudad de Buenos Aires y los principales aglomerados urbanos de la provincia, y "sólo" 90 mil precios. Constituye así una muestra "sin precedentes en la República Argentina", dijo el director del organismo, Jorge Todesca.

Para sorpresa de muchos, las variaciones del índice general, tanto del último mes como incluso del semestre (la estadística no permite ir más atrás), no difirieron en mucho de lo que arrojó el índice habitual para el área metropolitana del Gran Buenos Aires, donde se suponía que pesaban más los ajustes discrecionales de las tarifas de los servicios públicos y también la estacionalidad de los servicios del turismo, por tanto, debería haber sido notablemente menor.

Parte de esa reducida brecha se puede atribuir a la elevada ponderación en el agregado nacional del área formada por la Ciudad Autónoma y los grandes aglomerados urbanos de la provincia de Buenos Aires, 44,7%, que se excluyen del área pampeana.

El IPC tradicional, para el área de Gran Buenos Aires, aumentó 1,4% en junio, una décima más que lo esperado por el consenso de las consultoras privadas, y 12% en los primeros seis meses. Mientras que el nuevo índice nacional sólo subió dos décimas de puntos porcentuales, menos en junio y casualmente también dos décimas menos en el acumulado desde enero inclusive.

De este modo, antes de que emergieran las variaciones del nuevo índice y, en particular, de sus componentes y sus regiones, quedaron desactivadas las posibles críticas de que venía a tapar las dificultades que tiene el Banco Central de la República Argentina para alcanzar su meta techo de inflación de 17% acumulada a diciembre próximo, sobre la base de que en el interior no incidiría con la misma preponderancia la actualización de los cuadros tarifarios de los servicios públicos.


Por el contrario, la apertura de los factores que impulsan la inflación: los productos y los servicios estacionales; los administrados o los regulados; y el resto que se denomina núcleo, donde gravitan las expectativas que surgen de la política monetaria y fiscal y factores externos, demostró que en el interior del país el encarecimiento de los precios y las tarifas que requieren de la autorización del Gobierno se verificó notablemente más en el noroeste, Cuyo y región patagónica, que en conjunto representan poco menos de un quinto del índice, que en el área metropolitana de Buenos Aires.


De ahí que seguramente no ofrecerá resistencia la decisión de Hacienda y del Banco Central de tomar las variaciones conocidas del IPC nacional, no sólo como parámetro de desvío de las metas presupuestarias de los próximos años y de inflación, sino también para la actualización del coeficiente de estabilización de referencia (CER) y de la unidad del valor actualizado de la vivienda (UVA).

Enormes brechas en el interior de los índices

En los parciales de los grandes rubros en que se desagrega el nuevo índice de precios nacional por regiones, los datos difundidos por el Indec dieron cuenta de brechas muy superiores a las dos décimas de puntos porcentuales que acusó respecto a la variación del índice general del Gran Buenos Aires, comprende a la Capital Federal y los principales aglomerados urbanos; incluso de los 0,6 puntos porcentuales que fue la máxima diferencia hacia bajo con la región pampeana y de 0,9 puntos porcentuales más alto que midió para la región del noroeste, el nivel general.

Así, en el semestre, las variaciones extremas de precios por rubro y por región fueron:

* Alimentos y bebidas no alcohólicas: GBA, 11,8% y región patagónica, 7,9%;

* Bebidas alcohólicas y tabaco: noreste, 14,3% y noroeste, 11,6%;

* Prendas de vestir y calzado: región pampeana, 12% y Cuyo, 5,8%;

* Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles: noroeste, 36,4% y región pampeana, 18,6%;

* Equipamiento y mantenimiento del hogar: región patagónica, 7,8% y noroeste, 6,5%;

* Salud: noreste, 14,5% y GBA, 11,2%;

* Transporte: Cuyo, 11,9% y GBA, 6,5%;

* Comunicaciones: noroeste, 21,8% y región patagónica, 16,3%;

* Recreación y cultura: región patagónica, 15,3% y pampeana, 9,9%;

* Educación: noroeste, 33,4% y GBA, 19,4%;

* Restaurantes y hoteles: noreste, 14,7% y Cuyo, 8,7%;

* Otros bienes y servicios: noreste, 12,9% y noroeste, 8,5%.

Del listado previo se desprende que el área metropolitana de Buenos Aires sólo lideró la inflación en el segmento de los alimentos y las bebidas, mientras que en el resto se repartieron el podio las regiones con menores índices de densidad demográfica y, en particular, de generación de riqueza, como las del noroeste argentino y el noreste argentino.

Semejantes disparidades no hicieron más que reflejar la heterogeneidad de la economía en la Argentina, que va más allá de las enormes diferencias en materia de recursos naturales de cada región.


Relacionadas

Los temas clave de la agenda del retiro espiritual del Gabinete en Chapadmalal

Un clásico de Cambiemos. El presidente Mauricio Macri convocó al Gabinete para analizar el rumbo de la gestión y unificar el discurso en un año con desafíos complejos en lo económico y lo político.

Se trata de un encuentro donde los responsables de cada área deben informar sobre lo realizado y explicar cuáles son sus planes para lo que se viene. Además, mediante presentaciones multimedia se instruye a los funcionarios sobre los aspectos centrales de gestión de cada área con el fin de que cuenten con la información necesaria para enfrentar la discusión política. Los objetivos de los próximos mese

Ver Más

La inflación no cede y estas son las razones

En el primer mes de 2018, el índice llegó a 2,4% y para febrero prevén una suba de 2%.

Ver Más

Las buenas noticias que no llegan: la inflación del primer trimestre de 2018, igual a la de 2017

Especialistas analizan el alza de los precios y las trabas para llegar a la meta.

Ver Más

2017: un año de desinflación

Con todos los datos disponibles, y si bien ya no había dudas, está totalmente claro: la inflación del año 2017 estuvo muy lejos de la meta que el propio Banco Central se había impuesto. Mientras que la cota máxima fijada por la entidad monetaria para la inflación interanual de diciembre era del 17%, el nivel general de precios nacional tuvo un aumento del 24,8%. Es decir que el comportamiento de los precios tuvo un desvío de casi 8 puntos porcentuales respecto de la meta máxima. Dado esto, hablar de un proceso de desinflación, o de un relativo éxito de la política antiinflacionaria del Banco Central podría parecer equivocado. Sin embargo, una ...

Ver Más

¿A cuánto va a cotizar el dólar a fin de año en la Argentina?

Poco después de que se conociera la decisión del Consejo de Política Monetaria del 9E de bajar en 0,75 puntos porcentuales la tasa de interés de referencia del mercado, una reducción que no será la última sino que, como se anunció, "será un proceso gradual", entre los agentes económicos, tanto particulares (pequeños inversores, tomadores de créditos hipotecarios con UVA, que deben hacer frente al anticipo y saldo de una operación que se pacta en dólares) como gerentes de empresas que se abocaron a ajustar sus presupuestos, las preguntas inmediatas que se hicieron fueron: ¿y ahora qué va a pasar con el dólar? ¿a cuánto va cotizar el dólar a fin de año?, ¿compro y me cubro, vendo y compro Lebac? ¿Qué hago para proteger los ahorros.  Claramente responder con acierto esas preguntas excede esta columna. Sin embargo, en el análisis no deben faltar los ingredientes claves que determinan el subibaja del tipo de cambio de pesos por dólar y de las tasas de interés, los cuales surgen de los objetivos de política económica que se desprendieron de las exposiciones, muy escuetas, por parte de ministros y el presidente del Central, en la conferencia de prensa del 28/12, cuando se decidió "recalibrar" la meta de inflación...


Ver Más

Recalibrando las metas de inflación: "El consenso de los economistas es el 16,5%"

El director del Área de Economía del IAE Business School de la Universidad, Eduardo Fracchia, fue consultado sobre los cambios en las metas inflacionarias para 2018 anunciados por el equipo económico del Gobierno nacional. "El ajuste de metas es razonable porque estaba muy forzado el sistema. Pensar que íbamos a tener una inflación del 12%, cuando el consenso de los economistas es el 16,5%, para el año que viene era muy exagerado". Otras reflexiones del experto en estrategia y en economía aplicada.

Ver Más

Columnista