Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

El efecto cárcel en la innovación

Por Diego Pasjalidis (*) 

Muchos concuerdan en que para estimular la creatividad se necesita contar con un clima estimulante, un entorno de colaboración y multidisciplinario, un buen liderazgo, distensión, un poco de diversión y por sobre todo un espacio en donde no se juzguen las ideas.

Pero la creatividad, esa cualidad humana que consiste en generar cantidad y diversidad de ideas, también es estimulada a partir de las situaciones más extremas, en donde incluso la necesidad y la urgencia permiten generar un entorno “ideal” para ella. 

Estar privado de la libertad en un espacio confinado y con un clima hostil, son los aspectos que observamos como aparentes limitantes pero, por el otro lado, los reos cuentan con tiempo ocioso y necesidad de hacer o lograr algo que los mantiene enfocados hora tras hora, día tras día en su objetivo. Y no solo se trata de la idea, sino sobre cómo luego materializar la misma, es decir, hacer que la misma sea viable con los recursos escasos que poseen. Y esto da lugar a la innovación, que consiste en llevar las ideas a la práctica.

Haciendo un repaso histórico, uno de los primeros casos que viene a mi mente es el del famoso convicto John Dillinger, quien en la década del 30 construyó un arma falsa a partir de un trozo de jabón tallado y pintado con la que tramó escapar. Aquí vemos la primer evidencia en la que alguien, a partir de algo que todos tenían a mano, usó sus dotes creativas y artísticas para la darle forma necesaria a un producto para cumplir una función. Notemos que su objetivo no era fabricar un arma sino escapar, para lo cual la idea de un arma falsa podría ser de utilidad.

Para esa misma época pero en la cárcel de Londres surge el juego bautizado luego como squash, un deporte en donde los reclusos buscaban entretenerse en un espacio acotado con unas raquetas precarias, haciendo rebotar la pelota contra una pared.

Incluso el cepillo de dientes moderno se le atribuye a William Addis, un recluso que utilizó un hueso de pollo de su cena al que le agregó cabellos de barba que le compraba a un carcelero, lo que le permitiría mantener su higiene dental. Imaginemos lo desesperado que este hombre estaba para crear un elemento en esas condiciones, y que (algo más refinado) nos acompaña hoy a todos en nuestros hogares.

Una de las pruebas literarias en donde la cárcel pone en evidencia su potencial creativo es con el Don Quijote, obra escrita por Cervantes cuando estaba recluido.

Sogas realizadas mediante sábanas atadas entre sí, armas “tumberas” fabricadas a partir de caños de las literas y resortes, máquinas tatuadoras que desafían a cualquier experto ingeniero o lenguajes en código de señas son algunas evidencias más sobre lo que el ser humano puede realizar en los entornos más extremos, sin necesidad de acceder a formación académica ni a estímulos guiados por gurúes de la innovación. 

Un producto accesible en gran parte del mundo es el calentador de agua por inmersión, que fuera inventado por un recluso alemán que – con cables y hojas de afeitar – buscaba un producto que le permitiera destilar el alcohol de frutas fermentadas dentro de la cárcel.

Imaginemos si, como sociedad, usáramos nuestro potencial creativo para la construcción en lugar de optar por la destrucción. ¿Acaso no es increíble el poder ilimitado que tenemos como seres humanos si usamos nuestra imaginación para desafías las limitaciones actuales? 

Si personas en entornos hostiles, muchos con escasa formación y otros motivados por la violencia o agresión pudieron crear sin recursos más que lo que estaba a su alcance ¿Cuánto podremos crear nosotros con nuestra libertad, formación y capacidad de acceder (o aliarnos para que así sea) a muchos recursos? 

Lo que necesitamos es potenciar nuestro deseo, enfocarnos en un objetivo, y experimentar con los recursos que tenemos o, sino, generar creatividad sobre la creatividad para implementar esa idea. Conceptualmente la falta de recursos nunca debe ser una excusa ya que ella le pone fin a nuestra capacidad creativa.

¿Es fácil?, probablemente no. ¿Es posible?, definitivamente sí. ¿Acaso nuestra peor cárcel no será nuestra comodidad?

(*) Director de Ingeniería Industrial en Fundación UADE (Universidad Argentina de la Empresa), autor del libro “Inspiración Extrema” (Ed. Conecta), asesor de innovación en INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial)

Relacionadas

LIDERAZGO COLABORATIVO Y MENTORING: CÓMO ALINEAR OBJETIVOS PARA CONSTRUIR

Crear Valor Juntos (CVJ) es una plataforma creada por Lorena Marino. Se trata de un espacio para potenciar procesos de crecimiento profesional y personal. Conocé las claves para repensar la manera de trabajar en diferentes tipos de organizaciones y empresas 


Ver Más

5 razones para implementar un área de Pricing

¿Por qué razón las empresas renuncian a tomar el control de la variable con más impacto en sus resultados? Acompañemos al consultor Mr. Price en una entrevista al dueño de una empresa para identificar sus desafíos y ayudarlo a mejorar sus precios. Soy Mr. Price, un consultor especializado en estrategias de precios. En mi trayectoria profesional he tenido la oportunidad de entrevistarme con cientos de dueños y directivos de empresas, de los sectores y países más variados. Sin embargo, aunque parezca increíble, la gran mayoría de estas entrevistas reflejan los mismos tipos de realidades y desafíos. Mi impresión, luego de las reuniones, es que muy pocas empresas conocen el verdadero ...

Ver Más

Ventas con tarjeta en cuotas: claves para conocer el costo y no perder dinero

Los consumidores realizan pagos en cuotas tanto para la compra de productos que representan una inversión a largo plazo como para la compra de productos de uso más cotidiano. Al diferir el pago, una persona puede acceder a comprar bienes por un monto que no podría alcanzar en efectivo. "Por esto es importante ofrecer financiación en cuotas: hacen crecer tanto las transacciones como el monto promedio de las ventas", destaca Sebastián Cadenas, CEO de Increase, empresa que potencia a los negocios a través de soluciones tecnológicas.

Ver Más

Llegó la hora de emprender

A veces comprender, descubrir y entender quiénes somos, hacia dónde vamos y para qué vinimos al mundo, no es una tarea sencilla. Es así que muchas veces sucede que quizás el camino que venimos transitando no era aquel que realmente queríamos caminar y nos damos cuenta que llegó la hora de buscar otro. A todos se nos han concedido dones para hacer lo que queramos y allí radica el inicio del espíritu emprendedor. El próximo 3 de octubre se realizará el primer #MeetingCreativo de Activá y Potenciá Capacitaciones, un nuevo espacio de encuentro para despertar y desarrollar tu creatividad emprendedora. Los esperamos en la calle Godoy Cruz 2769, en el barrio de Palermo, de 17 a 19hs.

Ver Más

La historia de Jack Ma, el fundador de la gigantesca firma china Alibaba

El hombre más rico de China dejará de dirigir la valiosa empresa de comercio por internet que creó en 1999. Ahora planea enfocarse más en proyectos filantrópicos en educación.

Ver Más

Compre Argentino: fortalecer nuestra industria para exportar más

¿El Compre Argentino es otra manera de encerrarnos? Al contrario, nos va a ayudar a exportar más valor agregado. Un ejemplo: para las licitaciones de energías renovables establecimos incentivos fiscales para la integración de componentes locales como torres eólicas y componentes de la góndola. La ronda 1 del Plan RenovAR tuvo una integración promedio de 11%, mientras que la ronda 2 fue del 37 por ciento. El mayor fabricante de aerogeneradores del mundo anunció que se instala en la Argentina y ya está produciendo turbinas eólicas en la provincia de Buenos Aires, asociado con proveedores locales. 

Ver Más

Columnista