Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

El desafío de mantener abiertas las exportaciones de biodiesel


Por Darío Guardado
Después del cierre en 2013 del mercado europeo al biodiesel argentino por la aplicación de derechos antidumping (del orden del 22 al 25,7 por ciento) que implicó la imposibilidad de seguir vendiendo a ese destino y del bloqueo por causas similares por parte de Perú, se sumó recientemente la interrupción de Estados Unidos, principal mercado para nuestro país con ingresos anuales por 1200 millones de dólares.

En el primer caso (Unión Europea), tras el reclamo de Argentina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC), se conformó un panel que, tras un largo periodo de análisis, falló en contra de la medida interpuesta por el “viejo continente”. El fallo fue ratificado en octubre del año pasado y se espera que antes de fin de 2017 se produzca la reapertura definitiva, aunque se especula que no será bajo las mismas condiciones que existían antes, es decir que difícilmente la UE lleve los derechos compensatorios a cero. En cuanto a Perú aún es una incógnita su resolución, será cuestión de tiempo. Ahora fueron los norteamericanos los que complicaron el escenario para el negocio, a través de una fuerte suba de aranceles en medio de la investigación por supuestos subsidios internos y dumping.

Muchos se preguntan por estas horas (en especial en la industria de biodiesel) si es posible relocalizar el biocombustible que no se envíe a Estados Unidos. En el sector y en el Gobierno se especula con una rápida reapertura de la UE o con la eventualidad de aumentar el corte obligatorio en el mercado doméstico en el marco de la Ley 26.093.

Una buena noticia que se conoció la semana pasada, casi en simultáneo a la suba de aranceles por parte de Estados Unidos, fue la reapertura del mercado Chino para el aceite de soja, lo cual de alguna forma trajo cierto respiro al complejo oleaginoso doméstico, ya que parte del aceite que no se destine a la producción de biodiesel será vendido al “gigante asiático”, aunque representa una pérdida de valor agregado para nuestro país.

El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), Alberto Padoán, durante el acto de celebración por el 133° aniversario de la fundación de la entidad realizado la semana pasada destacó las negociaciones del Gobierno argentino con China para volver a vender aceite de soja. “Más allá del daño que se provoca a nuestras exportaciones por el cierre del mercado estadounidense al biodiesel, en compensación la misión del Ministerio de Agroindustria a la República Popular China logró que la empresa estatal Sinograin vuelva a importar aceite de soja argentino luego de más de dos años”, expresó Padoán.

Ante una sala llena de empresarios y autoridades políticas provinciales y nacionales, el titular de la BCR también hizo referencia durante su discurso a los puntos que, pese a los esfuerzos del Gobierno Nacional, aún siguen sin resolverse. Entre ellos mencionó la situación crítica de la infraestructura de transporte, la protección de los derechos de propiedad intelectual y la reforma impositiva. Sobre éste último punto, Padoán señaló: “es necesario que se aprueben las reformas impositivas que hagan posible reducir la presión tributaria sobre los contribuyentes, en particular de impuestos distorsivos y perniciosos como los que gravan los débitos y créditos bancarios e ingresos brutos”.

El baldazo de agua helada que significó la noticia sobre el aumento de hasta el 64 por ciento en los aranceles al biodiesel argentino por parte de Estados Unidos hizo eco en la Bolsa de Comercio durante los festejos por un nuevo aniversario de la entidad, en particular durante el generoso cóctel ofrecido a los invitados y a la prensa especializada. Allí se mezclaron, además de las autoridades de la entidad rosarina, el Ministro de Transporte de la Nación Guillermo Dietrich, el Gobernador de Santa Fe Miguel Lifschitz, la Intendenta local Mónica Fein y hasta el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere. Pero el hombre más buscado de la noche resultó, sin dudas, Luis Zubizarreta, presidente de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO), quien pese a su reconocida diplomacia para declarar no pudo evitar contener su decepción por la medida adoptada por el Departamento de Comercio norteamericano. “Estamos convencidos de que en Argentina no hay subsidios a la producción de biodiesel y tampoco existe dumping. Por eso es insólito que no hayan puesto aranceles tan elevados, que nos dejan fuera del mercado estadounidense”, señaló el dirigente. Y luego agregó: “esto tiene un impacto muy importante en nuestra economía, no sólo en la industria de biodiesel sino también en toda la cadena sojera, lo que nos preocupa muchísimo”.

FOTOS: Bolsa de Comercio de Rosario

Zubizarreta también aseguró que “los argumentos esgrimidos por Estados Unidos están fuera de las normas internacionales y que ésta situación los obliga a seguir reclamando por una medida que consideran injusta”. Para ello dijo que trabajan codo a codo con el Gobierno Nacional, a través de la Cancillería y los Ministerios de Producción y Agroindustria para encontrar una solución a este problema.

Para el presidente de CARBIO se podría suplir el impacto negativo que significa la caída del mercado norteamericano para el biodiesel local con la rápida reapertura del mercado europeo, cerrado desde hace 4 años por motivos y denuncias similares (dumping y subsidios), que terminaron con fallos favorables para Argentina en la OMC. “Apostamos en este contexto desfavorable por el cierre de Estados Unidos a volver a exportar a la Unión Europea. El mercado debería estar abierto en las próximas semanas, ya que cumplimos con todo lo que nos exigieron en estos años”, concluyó el empresario.

En medio de tantas amenazas desde distintos frentes para la exportación de biodiesel argentino, queda claro que existe una imperiosa necesidad que tanto el Gobierno Nacional como el sector privado vinculado al complejo oleaginoso (por cierto, el más competitivo del mundo) se pongan a trabajar en serio para poder defenderse con mayor solvencia ante eventuales complicación en el futuro que restrinjan el acceso del biodiesel a los mercados externos, que a diferencia de otros productos del agro, sus destinos son limitados.


Relacionadas

Sí a la leche, no a la desnutrición infantil

La semana pasada en un hotel céntrico de Buenos Aires, la Federación Panamericana de Lechería (Fepale) realizó el lanzamiento del libro “Lácteos: Alimentos esenciales para el ser humano”, en el marco de la campaña de consumo ¡Sí a la leche!. Durante la presentación estuvieron el presidente de la entidad y vicepresidente de la SRA, Daniel Pelegrina, el Coordinador del Programa Más Leche igual más salud, Rafael Cornes, y el Doctor Abel Albino, una eminencia de la medicina por su incansable trabajo en la lucha contra la desnutrición infantil, un flagelo que tanto nos duele a los argentinos.

Ver Más

Un hackatón para solucionar los problemas del campo

Del 15 de agosto al 16 de septiembre, habrá eventos en varias provincias para pensar soluciones tecnológicas destinadas a la agroindustria.

Ver Más

El litro de leche en Argentina, uno de los más caros de la región

Un informe asegura que sólo en Canadá el producto es más caro que acá.

Ver Más

Por una agroindustria fuerte y representativa

La decisión del presidente Mauricio Macri y del jefe de Gabinete Marcos Peña de mantener el rango de Ministerio a Agroindustria es sin duda alguna un paso fundamental para lograr el objetivo de tener un sector fuerte y representativo. Los números y el crecimiento que viene mostrando la agroindustria son contundentes y muestran el verdadero grado de importancia de un sector pujante y clave a la hora de eliminar el hambre, reducir la pobreza y generar empleo genuino y arraigo en el interior. 

Actualmente la actividad agroindustrial aporta el 18 por ciento del PBI argentino. El campo en su conjunto invierte alrededor de 40 mil millones de dólares por año representando el 60 por ciento del total de las exportaciones del país.

Hay mucho por trabajar y mejorar en materia de competitividad. Hoy nuestro país se ubica en el séptimo puesto como productor mundial de alimentos. Sin embargo, no figuramos en el ranking de los 10 principales exportadores.  

Ver Más

La semilla de la discordia

Hace más de un año que los principales proyectos que buscan modificar la vigente Ley de Semillas, que data de la década del 70, duermen en los cajones de la Cámara de Diputados. Tanto la iniciativa oficial como la propuesta de Gilberto Alegre -titular de la Comisión de Agricultura de la Cámara Baja- no han avanzado pese al compromiso del propio legislador y de funcionarios de alto rango como el Secretario de Agricultura Ricardo Negri. Si en 2016 no pudo discutirse en las comisiones y estuvo lejos de debatirse en el recinto, parece una utopía pensar que con el Congreso virtualmente paralizado, como ocurre cada año electoral, esos proyectos puedan salir del encierro en el que están.

Ver Más

Expectativas del campo para este año

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luis Miguel Etchevehere, compartió con Equipo Bulat las expectativas de los productores para este 2017.

Ver Más

Columnista