Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Economistas opinan sobre los efectos del acuerdo con el FMI en la economía real

Opiniones respecto del impacto de la decisión del Gobierno. 


La agenda política argentina de la actualidad está un poco monotemática: desde que el presidente Mauricio Macri anunció que pediría asistencia financiera al Fondo Monetario Internacional por 50.000 millones de dólares, los argentinos, los medios y los especialistas se preguntan cuáles serán las consecuencias de este acuerdo y cómo impactará en el bolsillo.


Para contestar estas dudas, el diario La Nación se contactó con varios especialistas en el tema que dieron su mirada para echar un poco de luz sobre esta cuestión que tanto preocupa.


Martín Kalos, director de EPyCA Consultores, entiende que "las metas de inflación quedaron obsoletas y para cumplir con la del 17% el año que viene habrá que hacer más correcciones este año. Tienen que terminar de ajustar tarifas bajando los subsidios, pero también el aumento del dólar te impacta en generación de energía y ahí tenés un incremento pendiente".


Asimismo, el economista vaticinó un deterioro laboral de acá a fin de año, debido a que no se crearían puestos de trabajo: "La construcción venía siendo el sector dinamizador en la generación de empleo, pero con menos obra pública va a caer. En el último año, pese a que había recuperado actividad, el sector no había dejado de despedir y lo seguirá haciendo en un escenario contractivo general; más aún las industrias volcadas al mercado interno con menores ventas".


Nadin Argañaraz, director del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), habló sobre las exportaciones y de la dependencia con el tipo de cambio: "Hoy puede haber actividades que con este tipo de cambio real tengan una rentabilidad de exportación, pero es clave la sostenibilidad que le vean".


Martín Alfie, economista jefe de Radar Consultora, se refirió al crecimiento: "El Gobierno habla de los PPP como factor de crecimiento y otros hablan de una posible buena cosecha; y algunos dicen que, si se estabiliza el dólar, el salario por ahí se recupera y se recompone el consumo. Sin embargo, yo veo un año de poco crecimiento o de estancamiento. El FMI te dio un salvavidas financiero, pero las perspectivas de la economía real son que en 2018 vamos a entrar en recesión y que, en 2019, con suerte, va a haber recuperación, pero no un crecimiento de la actividad del 4% como hubo en octubre de 2017".


Federico Furiase, el economista director del estudio Eco Go, habló sobre un crecimiento del 1 al 1,3% del PBI para 2018 y de 2,5% para 2019: "Si bien el acuerdo con el Fondo ayuda a estabilizar, en 2019 no vemos un año de crecimiento por encima del 3%, porque vas a seguir haciendo ajuste y el Banco Central va a mantener la tasa alta para bajar la inflación. Va a haber crecimiento de las exportaciones después de la sequía e inversiones del exterior, con un consumo privado más rezagado y con estancamiento del gasto público". 


Pero Marina Dal Poggeto, otra de las economistas de Eco Go, entiende que "ajustar y mantener la gobernabilidad son agendas contrapuestas". "Este año está asegurado. No tenés meta de inflación ni fiscal, pero el año que viene tenés un compromiso de ajuste muy agresivo que es difícil que se compense con el ingreso de capitales. Es correcto el ajuste macroeconómico, pero al mercado el año pasado le interesaba la gobernabilidad y ahora sólo le tendría que interesar el ajuste. Es un escenario binario. Sólo cierra si podés acceder al crédito con un mundo que te ayude mucho y recreando la historia argentina. Pero el sendero de la gobernabilidad va a contramano de la necesidad de ajustar", dijo.


Fausto Spotorno, director del Centro de Estudios Económicos de Orlando Ferreres & Asociados, aseguró: "Si se da lo de la recomposición salarial del 5% por inflación, más aumentos adicionales en noviembre, diciembre y enero por las renegociaciones que comienzan en septiembre, y si después está el impacto de las paritarias finales, mi sensación es que el Gobierno está marcando puntos positivos en materia salarial para llegar bien a las elecciones y espera que la economía crezca".


Relacionadas

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Las 3 exigencias que impuso la primera auditoría del FMI a las finanzas de la Argentina

En medio del comienzo de las reuniones entre los técnicos del FMI y del gobierno argentino se conocieron ya las primeras medidas que el  organismo le impuso a la Argentina para poder cumplir con el programa stand by de tres años firmado el 14 de junio pasado.

La misión encabezada por el economista Ricardo Cardarelli mantuvo una reunión ayer durante las primeras horas de la mañana en el Palacio de Hacienda con el equipo económico comandado por el ministro Nicolás Dujovne y luego con el  presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo, y los integrantes del Comité de Política Monetaria.

Según pudo saber Infobae, los técnicos manifestaron la preocupación de la directora gerente, Christine Lagarde, por la débil situación de la economía argentina, y para revertir ese cuadro le sugirieron al Gobierno cumplir rigurosamente con tres objetivos para aprobar la primera revisión de la metas del acuerdo por tres años que comenzó hoy y que se extenderá hasta el próximo 22 de agosto, clave para activar un segundo desembolso, ahora por USD 3.000 millones, a saber:

1. Fuerte reducción de la tasa de inflación. La meta deberá ser igual o menor a las expectativas actuales del mercado (REM) para el cierre de 2018, que es la meta superior...

Ver Más

La imagen lo es todo: cómo vemos a los organismo multilaterales

En los últimos años, los organismos multilaterales se han comportado de la siguiente manera: le han sacado plata a los pobres de los paìses ricos, vía impuestos, para dársela a los ricos de los países pobres que son los primeros que se salvan a la hora de escaparse cuando viene un gran rescate. Esa es la imagen que tienen muchos, de muchos organismos multilaterales. La pregunta es: ¿globalización o proteccionismo?. A título personal, Claudio Zuchovicki afirma ser "bastante proglobalización". Es que cree que "muchas cosas son inevitables y no vale la pena resistirse cuando las empresas ya son globales y se guían a través de la nube y no tanto de los físico. Hoy, las empresa ya no tiene nacionalidad". Por eso, el nuevo rol de los organismos multilaterales es de tratar de hacer llevadero esto, en los países donde hay mayor resistencia. Incluso en los Estados Unidos, cada vez más proteccionista, que se debate en una guerra comercial con China; o paìses como el nuestro, emergentes, intentando entender que somos todos ciudadanos del mismo mundo. Para tratar de entender este nuevo mundo nos visitó en El Inversor Marcelo Scaglione, representante de la Argentina ante de la OCDE.

Ver Más

Overshooting la palabra que se puede poner de moda

A fines de la década del 70, cuando los debates sobre el impacto de la emisión monetaria eran moneda corriente, Rudiger Dornbusch, uno de los mejores macroeconomistas de todos los tiempos, planteó la idea de que los shocks monetarios generaban, obviamente, una devaluación de la moneda, pero que el tipo de cambio sobre reaccionaba primero, para acomodarse al nuevo equilibrio después. En castellano; si el Gobierno le daba a la maquinita, por ejemplo, para financiar el déficit fiscal, el traslado a precios se producía mas rápido en los activos financieros (el dólar, por ejemplo), que en el resto de los bienes de la economía. Expresado en términos de la situación actual; si sube primero el dólar, pero lo hace de manera exagerada, luego habrá más inflación y se licuará una parte del efecto real de la subida del tipo de cambio. El mecanismo puede ser un poco distinto del pensado por el economista alemán, porque acá no hubo un shock de emisión, sino un derrumbe de la demanda de dinero, pero a los efectos prácticos la lógica es similar, porque si la gente no quiere los billetes que imprime el gobierno, pues sobra liquidez, que termina yendo a precios, sea de bienes o del dólar.

Ver Más

Entró la sequía, pero el rompecabezas aún tiene muchas piezas para colocar

La economía está transitando el 3° trimestre, período que hasta ahora presenta una recesión industrial y un consumo estancado o en caída. Las perspectivas para el período no son buenas, en parte porque la última foto que tenemos de la actividad económica es bastante mala: el EMAE dio para mayo un retroceso anual de 5,8%. Nadie se mostró sorprendido por la contundencia del número, porque recoge con toda brutalidad el impacto de la sequía: el agro tuvo un desplome de 35 por ciento.

Ver Más

Macri consiguió apoyo internacional en la cumbre del G-20

Además, la Argentina se mostró como mediadora ante las tensiones comerciales entre EE.UU., China y Europa.

Ver Más