Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Crece la desilusión del campo con Macri


Por Darío Guardado

Pese a que todavía muchos referentes de la dirigencia rural se esfuerzan en disimularlo, es imposible ocultar el descontento que viven los productores agropecuarios en los distintos rincones del interior de nuestro país con la gestión de Mauricio Macri, más allá de las medidas implementadas al inicio de su mandato presidencial, que incluyeron la eliminación de trabas a las exportaciones y de retenciones a los cereales y a las carnes. Situación similar ocurre en la provincia de Buenos Aires con la gobernadora María Eugenia Vidal, que empezó a cobrar visibilidad a fines del año pasado tras la fuerte suba del impuesto inmobiliario rural.

Si bien los máximos dirigentes de la Mesa de Enlace declaran públicamente tibias críticas a la falta de políticas oficiales hacia el sector, es sabido que hacen malabares para contener los duros cuestionamientos que provienen de los chacareros tranqueras adentro. A la grave situación que sufren desde hace años diversas actividades como la lechería y economías regionales como la producción de peras y manzanas en el alto valle de Río Negro y Neuquén, se sumaron desde abril las malas decisiones del Gobierno en materia macroeconómica que desataron la crisis cambiaria y financiera que aún el Ejecutivo Nacional no logra resolver, acuerdo con el Fondo Monetario Internacional mediante.

Este escenario de alta volatilidad, de incertidumbre constante, con bruscos movimientos del tipo de cambio, estancamiento del nivel de actividad e inflación indomable, expone las dificultades que atraviesan miles de productores rurales a lo largo y ancho del territorio nacional.

También es cierto que en el campo sintieron un gran alivio luego de que el propio Macri ratificara que no habrá cambios en el actual esquema de retenciones, ante los rumores que se habían instalado en la esfera oficial durante los últimos meses. Es decir, que no se volverán a instaurar derechos de exportación al trigo y al maíz, y no se suspenderá la baja gradual del 0,5 por ciento mensual que se aplica a la soja desde enero de 2018 (impuesto que se ubica actualmente en 26,5 por ciento). Esto hubiese configurado, sin dudas, un grave error político y una traición del Jefe de Estado a los productores, un universo que acompañó con la convicción de su voto el "cambio" que trató de instalar desde el primer día de su campaña electoral el presidente y sus principales asesores.

​El descontento y la desilusión de los "hombres de campo" por la falta de respuesta oficial a muchas demandas del agro, deben entenderse dentro del delicado contexto en el que quedó parado el sector tras la brutal sequía del verano y los excesos de lluvias del otoño, que impactaron de manera directa en el bolsillo del chacarero y afectaron el crecimiento de la economía de nuestro país.

Relacionadas

Crece la tensión en la Rural ante la proximidad de las elecciones

La Sociedad Rural Argentina dirimirá el futuro de su conducción mediante elecciones en el mes de septiembre con la particularidad de que por primera vez en casi tres décadas habrá dos listas de candidatos: la oficial, encabezada por el actual titular Daniel Pelegrina, y la opositora, que es precedida por Alberto Ruete Güemes. Esta situación ha provocado revuelo en la entidad y dentro del propio sector agropecuario. Después de mucho tiempo se vive un clima tenso en la Rural, por la incertidumbre que genera la falta de certeza sobre quien finalmente podrá imponerse en los futuros comicios. La tendencia cambia permanentemente en un escenario muy dinámico y por el momento todo indicaría que ambas facciones tienen aún las chances intactas de llegar a presidir la institución.

Ver Más

Una nueva app para averiguar la rentabilidad de los tambos

Se llama "Costos" y fue creada por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, el Ministerio de Agroindustria y la Universidad del Litoral.

Ver Más

La necesidad de modernizar la comercialización de carne

Como ocurre inalterablemente desde hace varias décadas la comercialización de carne vacuna en Argentina se realiza en mayor medida a través de medias reses -que pesan en promedio entre 70 y 90 kilos- que se distribuyen en las carnicerías y supermercados de todo el país. Por cada bovino que se faena en frigoríficos o en mataderos se obtienen dos medias reses. A excepción de las plantas industriales habilitadas para colocar carne en los mercados de exportación, que despostan las medias reses y venden cortes seleccionados y cerrados al vacío, la gran mayoría (casi el 90 por ciento) se destina al abastecimiento del mercado doméstico en la tradicional forma mencionada anteriormente. La distribución por medias reses constituye una arcaica manera de comercializar nuestra carne, que todavía goza de un enorme prestigio tanto local como internacional por su probada calidad y terneza. Por eso, sería conveniente que en algún momento se avance hacia un comercio más moderno e innovador para Argentina, lo que significaría implementar una distribución por cortes seleccionados o cuartos, que reemplace a las "antiguas" medias reses, que generan vulnerabilidades en materia sanitaria y laboral.

Ver Más

Un silo rosa, es una bolsa llena de vida

A partir de la ingeniosa campaña "El Abrazo Solidario del Campo Argentino", iniciativa conjunta entre la empresa IpesaSilo y Fundaleu (institución con más de 60 años al servicio de la comunidad en investigación y tratamientos oncológicos), que fue relanzada recientemente en ciudad de Buenos Aires, las bolsas para acopiar granos y forrajes adquirieron otro significado, ya que se creó la bolsa rosa, color que simboliza la lucha contra el cáncer, apostando de esta manera a la vida, a la solidaridad y al compromiso social del agro.

Ver Más

Las consecuencias indirectas de la sequía en el campo

El sector del agro se fue fuertemente afectado por los meses sin lluvias.

Ver Más

Expoagro 2018: termómetro de las inversiones del campo argentino

Cómo ocurre cada año durante marzo las expectativas están puestas en la mega muestra agropecuaria a cielo abierto más importante de nuestro país. Allí en el kilómetro 225 de la Ruta Nacional Nº 9, en la localidad bonaerense de San Nicolás, del 13 al 16 de este mes, se podrá percibir todo el potencial de la agroindustria nacional e internacional. La feria reunirá en un mismo lugar a las principales empresas del sector, desde proveedoras de insumos (semillas, agroquímicos, fertilizantes), hasta compañías automotrices y de maquinaria agrícola (sembradoras, cosechadoras, tolvas, tractores).

Ver Más

Columnista