Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Consumo en 2018: prueba de fuego

Por Amílcar Collante

El 2017 se está terminando .Comparativamente respecto al año 2016 los números han mejorado: el PBI creció (cerca de 3%), la inflación bajó al 24% anual (un tercio menor a la inflación del año anterior), el empleo creció  y los salarios le comenzaron a ganarle a  la inflación. 

Sin embargo, la política económica tiene que resolver varias cuestiones aun: reducir el déficit fiscal, continuar con la baja de la inflación y al mismo tiempo ajustar tarifas.

Vamos a analizar cuáles son los ajustes que vienen y especialmente el interrogante sobre el consumo el año próximo.  ¿Cuál será el dinamizador del consumo en 2018?

Hay varias forma para que el consumo “traccione” : debemos tener creación neta de empleo, el salario debe ganarle a la inflación, otra alternativa es que el consumo sea motorizado a través del crédito (en 2017  aumentó en 115.000 millones de pesos los préstamos personales -50,5% interanual-).

Lo que viene.  Ajuste de tarifas Diciembre - Abril

En diciembre subieron las tarifas de energía eléctrica y gas. Que van a volver a subir en Febrero y Abril de 2018, respectivamente. También aumentó el combustible por la implementación del “precio libre”, tras suba de cotización internacional del petróleo.

Y a partir de enero todos los meses habrá suba en el transporte público ($0,50 por mes –para tramos de corta distancia –). Según las consultoras que realizan mediciones de precios diciembre va a subir cerca de 2,5% mensual respecto a noviembre. Con lo cual será un mes en que el salario difícilmente le pueda ganar a inflación. 

A su vez estos aumentos generan un incremento de costos en las empresas, que tendrán que ver en porcentaje lo vuelcan al precio final. O si pueden amortiguar algo este impacto. 

En enero seguramente se observarán efectos de segunda ronda de precios regulados (traslado a precio final). Asimismo, las empresas están teniendo un aumento en el costo de financiamiento. Ya que la política monetaria se vino endureciendo desde Abril pasado. Y la tasa de interés de corto plazo (lebac) se ubica cerca de 29%. En síntesis, es probable que en Enero continúen siendo alta la tasa de inflación mensual. Esto repercutirá en el consumo.


El interrogante es: ¿cuánto podrá aportar el consumo interno en 2018?

Si vamos al consumo masivo (en el supermercado) hay un nuevo comportamiento en el consumidor. Ya que cuida mucho más el bolsillo, busca promociones, no compra por las dudas.  
Los ciudadanos tuvieron que internalizar que deben pagar tarifas más elevadas que en los años anteriores (que además ajustan por arriba de la inflación promedio). Antes no representaban un porcentaje de gasto importante en el mes. Sin embargo, tras 2 años de ajustes ha tomado relevancia en el presupuesto del hogar. Esto es un condicionante a la hora de consumir. 

 Además, el boom de crédito hipotecario hizo que también muchos deban sacrificar consumo actual para llegar a la vivienda propia o deben afrontar una cuota  del crédito que se ajusta por inflación.

 Por otra parte, en economía sabemos que la contracara del consumo es el ahorro. Con tasas de interés reales positivas de 10 puntos respecto a inflación esperada a 12 meses  (Lebacs)  los incentivos al ahorro llevan a restringir aún más el consumo actual. Estamos ante un nuevo esquema de consumo, mucho más selectivo y moderado.

Pero no todo son malas noticias. El mix de política económica que necesita deuda para financiar el déficit y altas tasas de interés para frenar inflación. Tienen como resultado un  dólar “planchado” .Esto es algo positivo para el consumo de autos y electrodomésticos (que tienen un precio vinculado al tipo de cambio) .Ya que suben muy por detrás de los aumentos salariales.

¿Y el empleo?

Respecto del empleo sabemos que la recuperación fue bastante heterogénea. Apuntalada principalmente por el sector de la construcción. Otros sectores como la industria sigue más relegado en ese camino.  

Según los datos de Orlando Ferreres y asociados  la economía creció a un ritmo de 5,5% interanual en octubre de 2017. Sin embargo, la desocupación bajó solo un 0,2% -comparando 3er trimestre de 2016 vs 3 trimestre de 2017 EPH-INDEC-.  Por lo que es un interrogante que ocurrirá con el empleo y la desocupación en 2018.

Conclusión: 

En los próximos meses el consumo va a tener un test para ver si sigue a flote ante algunos obstáculos que tendrá que sortear. Primero, y más importante, la lucha contra la inflación .Recordemos que los próximos 4 meses estamos con “salarios viejos” y “precios nuevos” ( y estos vienen con tarifazos y efectos de 2da vuelta). 

Por otro lado, la dinámica del crédito puede empezar a desacelerar ya que la tasa de interés (política monetaria)  está encareciendo tanto las líneas de préstamos de corto plazo (prendarios y personales) como de largo plazo (crédito hipotecario).  Por último, lo que no sabemos es si el crecimiento podrá seguir incorporando más trabajadores al mercado laboral .O si  empresarios incorporan más capital que trabajo. 

Los próximos 4 meses el consumo tendrá una prueba importante. Si logra superarla seguramente en el segundo semestre de 2018, brillará un poco más.

Relacionadas

Nicolás Dujovne desmintió en Diputados que el Gobierno analice dolarizar la economía

El ministro de Economía presentó la iniciativa en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja. Negó también una reestructuración de la deuda: "No habrá otro default". Hubo polémica por la demora en la llegada del funcionario al Parlamento.  

Ver Más

Atendamos al Riesgo-País para no tener un "País Riesgoso"

Esta nota intenta ser constructiva, entendiendo que en este avión viajamos todos. No importa que estés en primera, business o turista, cuando se mueve se mueve para todos. También entiendo que hay ciertos terroristas en este viaje que su objetivo es, precisamente, provocar terror para beneficiar sus objetivos ideológicos. "El constante mar revuelto para sus beneficios personales y electorales". Acá necesitamos de todos. No es momento de paros, de declaraciones agraviantes. Ya llegarán las elecciones para manifestarse. 

Partimos de la subestimación de las variables macro y la sobrestimación y soberbia en el ejecutivo, pero también agregaría la inmadurez en el sistema político en general, que solo piensa en la próxima elección a modo de salvarse ellos a costa de sus representados. La evaluación del diagnóstico es clara: nuestra economía ya no es bimonetaria, la gente no quiere pesos y solo pensamos en dólares. Entendido esto, nos encontramos con la falta de ingreso genuino de dólares (desbalance en la balanza de pagos), por la sequía, por la falta de productividad y competitividad reemplazamos ese ingreso necesario por endeudamiento y éste sencillamente se cortó. El mercado terminó ajustando en manera drástica ese desequilibrio y con una fuerte devaluación está corrigiendo esos desbalances, en forma desprolija y con un costo político enorme. Pero mirando a seis meses, con este tipo de ...

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Con críticas al Gobierno Nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario celebró un nuevo aniversario

Durante la conmemoración del 134° aniversario de la entidad rosarina realizado la semana pasada, el presidente de la prestigiosa institución, Alberto Padoán, cuestionó la medida anunciada tiempo atrás por el Gobierno de Mauricio Macri, relacionada con la suspensión del programa de reducción de retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja.

Ver Más

El Plan C de Melconian

El economista y otrora referente del macrismo no ahorró críticas al Gobierno. Sostuvo que todo podría terminar con una economía intervenida. La Morenización

Ver Más

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Columnista