Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Cómo le fue a la economía argentina durante los mundiales desde 1930

Un listado que repasa la forma en que el país vivió los grandes momentos del fútbol. 



El Mundial de Rusia sin dudas está en el centro de atención. El rendimiento de la Selección, las jugadas de Messi, las estrategias de Sampaoli. En los chats de todos los grupos se habla de fútbol. Sin embargo, la economía compite mano a mano con el deporte.  Tras el anuncio del presidente Mauricio Macri del pedido de auxilio al Fondo Monetario Internacional, después de los cambios en el gabinete que sorprendieron a varios, los argentinos están preocupados por el futuro de la economía nacional.
No es una novedad que ocurra esto en tiempos de campeonato. Desde 1930, lo que sucede en el país tanto política como económicamente y el fútbol compiten en protagonismo.


La selección argentina se clasificó para 16 ediciones de los mundiales. En tres de esos años (1930, 1962 y 1966) en la Argentina hubo golpes de estado. En 8 de esos mundiales –1966, 1974, 1978, 1986, 1994, 2006, 2010, 2014– a la economía le fue bien. Los picos de crecimiento económico se dieron en 1994 y el 2006 donde el PBI creció por encima del 8 % anual, se redujo la inflación y no hubo devaluaciones del peso. Además desde 1930 hasta 1991 la Argentina tuvo 5 cambios de signo monetario y se le sacaron 13 ceros a la moneda”, indica Infobae en una nota, en la que además explica que en cuanto a las devaluaciones solo en dos mundiales (94 y 98) la cotización del dólar fue la misma de 1 peso por dólar por el Plan de Convertibilidad. 


Las peores crisis financieras y económicas con fuertes caídas del PBI, grandes devaluaciones, subas de la inflación y un gran aumento de la deuda pública ocurrieron en 1982, cuando el mundial tuvo lugar en España, el país vivía la guerra de Malvinas y también entraba en default: la economía cayó un 3,2%, la inflación fue del 210% anual y la deuda externa llegó a los 27 mil millones de dólares; y en 2002, cuando el mundial fue en Corea-Japón. Entonces, los argentinos no podían retirar los depósitos de los bancos por la crisis financiera del 2001, que impuso el corralito, pesificó los depósitos en dólares y causó la maxidevaluación del peso.


Durante Alemania 74, murió el presidente Juan Domingo Perón, Isabel quedó a cargo del Gobierno y lanzó uno de los primeros congelamientos de precios y salarios que provocó desabastecimiento y mercado negro. El dólar aumentó un 100% a lo largo de 1974, la inflación llegó al 40 % anual  y la Argentina entró en su periodo más trágico con una deuda externa que llegaba a los 4 mil millones de dólares y un golpe de Estado que lo destruyó todo.


El Mundial 1978 fue el primero en el que Argentina logró una copa del mundo pero le costó al país unos USD 1.000 millones. ‘El llamado 'Proceso de Reorganización Nacional', que gobernaba desde marzo de 1976 imponiendo el terrorismo como política de Estado, vio en el certamen la oportunidad de legitimarse’”, comentó el politólogo Marcos Novaro a Infobae. 


Durante México 86, en contraposición, la economía creció un 7,1% y encima la Argentina salió campeón. Pero las huellas de los estragos continuaba: pese a que la democracia había regresado, el país sufría altos índices de inflación y los primeros signos de debilitamiento del Plan Austral lanzado en junio del 85.


En Italia 90, cuando la Selección fue subcampeona, la economía seguía sin recuperarse luego de la hiperinflación del 89. En marzo de ese año se lanzaba el Plan Bonex, una confiscación de depósitos impuesta para estabilizar la economía después de la hiperinflación. El PBI registró una baja del 1,8 %, la inflación trepó al 1.300% anual y la deuda llegó a los 56 mil millones de dólares. 


En Estados Unidos 1994, momento escandaloso por el dopping a Maradona, la economía mostraba un fuerte dinamismo global y registró su cuarto año consecutivo de crecimiento en la Convertibilidad. La inflación minorista descendió a los niveles más bajos en medio siglo, se ubicó en el 1 % anual en un marco de total libertad de precios y salarios, la deuda externa se ubicaba en 81 mil millones de dólares y la cotización era de un peso por unidad. 


Durante Francia 98 el país se vio afectado por el "default" ruso, cuando la incertidumbre que ya había alcanzado a algunos países de la región se propagó sobre la economía argentina e impulsó el pánico generalizado de los inversores financieros internacionales, que se retiraron en "manada" de los países emergentes.


Alemania 2006 encontró a la Argentina con una economía más fuerte por un hecho clave: “el presidente Néstor Kirchner en enero de ese año ordenó al presidente del BCRA Martín Redrado utilizar unos USD 9.800 millones de las reservas internacionales del BCRA para cancelar la deuda de Argentina con el FMI para comenzar lo que se llamó desde ese momento una política de desendeudamiento luego de cerrar el canje de la deuda en el 2005 realizando una quita a los acreedores de un 70%”. Entonces, el crecimiento del PBI llegó al 8%, la deuda pública llegó a los USD 140.000 y la cotización del dólar se instaló en los 3,10 pesos por unidad. 


En las semanas que duró Sudáfrica 2010 la economía argentina estaba saludable, con un fuerte crecimiento impulsado por el aumento del consumo y la inversión. El crecimiento de la economía fue del 10,1 %, la tasa más alta registrada en los mundiales, la inflación se ubicó en el 27% anual y la deuda pública llegó a los 165 mil millones de dólares.


Brasil 2014 se dio en medio de una economía estancada que reflejaba los problemas que sufría el país desde fines del 2011 cuando Cristina Fernández de Kirchner lanzó el cepo cambiario que afectó las actividades económicas y generó un fuerte atraso del dólar. El Indec estaba bajo la lupa por la ausencia de cifras oficiales y se estimaba una caída del PBI de 2,5%, una inflación de 40% y una deuda pública que se ubicó en los 227 mil millones de dólares, con un tipo de cambio cada vez más retrasado.

Relacionadas

Nicolás Dujovne desmintió en Diputados que el Gobierno analice dolarizar la economía

El ministro de Economía presentó la iniciativa en la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja. Negó también una reestructuración de la deuda: "No habrá otro default". Hubo polémica por la demora en la llegada del funcionario al Parlamento.  

Ver Más

Atendamos al Riesgo-País para no tener un "País Riesgoso"

Esta nota intenta ser constructiva, entendiendo que en este avión viajamos todos. No importa que estés en primera, business o turista, cuando se mueve se mueve para todos. También entiendo que hay ciertos terroristas en este viaje que su objetivo es, precisamente, provocar terror para beneficiar sus objetivos ideológicos. "El constante mar revuelto para sus beneficios personales y electorales". Acá necesitamos de todos. No es momento de paros, de declaraciones agraviantes. Ya llegarán las elecciones para manifestarse. 

Partimos de la subestimación de las variables macro y la sobrestimación y soberbia en el ejecutivo, pero también agregaría la inmadurez en el sistema político en general, que solo piensa en la próxima elección a modo de salvarse ellos a costa de sus representados. La evaluación del diagnóstico es clara: nuestra economía ya no es bimonetaria, la gente no quiere pesos y solo pensamos en dólares. Entendido esto, nos encontramos con la falta de ingreso genuino de dólares (desbalance en la balanza de pagos), por la sequía, por la falta de productividad y competitividad reemplazamos ese ingreso necesario por endeudamiento y éste sencillamente se cortó. El mercado terminó ajustando en manera drástica ese desequilibrio y con una fuerte devaluación está corrigiendo esos desbalances, en forma desprolija y con un costo político enorme. Pero mirando a seis meses, con este tipo de ...

Ver Más

Brotes secos ¿hasta cuándo?

Hay varias cuestiones que explican a la recesión que atraviesa el país. A la “mala praxis” del equipo económico, que mantuvo desequilibrios macroeconómicos (sin reducirlos), y agudizó el problema del déficit de la cuenta corriente, se sumó a la sequía en 2018. Esta se reflejó en el último EMAE-Indec (Junio) con una caída de 31% interanual de la actividad en el sector agrícola. Y tuvo una retroalimentación negativa, ya que la escasez de divisas impactó en el plano cambiario. Por si esto fuera poco,  desde fines de Abril estamos en un evento de balanza de pagos y aún no se ha podido estabilizar el tipo de cambio. La turbulencia en Turquía y ahora en Brasil nos lleva a un continuo de devaluación-inflación-recesión. Al comienzo de la historia el dólar estaba en  $20 .Hoy cotiza $31,5 (mayorista). La caída sistemática de reservas internacionales, solo “emparchada” transitoriamente por el crédito del FMI y hoy sigue drenando .Y la  tasa de interés  siguió elevada por más de 4 meses. Ninguna de estas 3 cuestiones (devaluación, pérdida de reservas y tasas de interés altas)  se han revertido o frenado. Lo que muestra que la situación no está resuelta .Y menos, creer que está bajo control. 

Este contexto hace que estemos en recalculo permanente de lo que vendrá. ¿Cómo afecta  a la economía real esta situación? 

Ver Más

Con críticas al Gobierno Nacional, la Bolsa de Comercio de Rosario celebró un nuevo aniversario

Durante la conmemoración del 134° aniversario de la entidad rosarina realizado la semana pasada, el presidente de la prestigiosa institución, Alberto Padoán, cuestionó la medida anunciada tiempo atrás por el Gobierno de Mauricio Macri, relacionada con la suspensión del programa de reducción de retenciones a las exportaciones de harina y aceite de soja.

Ver Más

El Plan C de Melconian

El economista y otrora referente del macrismo no ahorró críticas al Gobierno. Sostuvo que todo podría terminar con una economía intervenida. La Morenización

Ver Más

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más