Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.


El índice de desempleo sin dudas es una de las preocupaciones del Gobierno. Y pese a que el presidente Mauricio Macri insiste en la necesidad de contar con las empresas privadas para la creación de puestos de trabajo, las previsiones no son buenas.


De acuerdo con una nota publicada por el diario Clarín, la intención de contratación de las empresas para el período julio-septiembre de este año el limitada, según el último informe de expectativas de empleo de la consultora Manpower.


Sólo un 10% de los empleadores anticipa un incremento en sus dotaciones. Mientras tanto, el 6% prevé un descenso y un 80% no espera cambios. Ante este escenario, la expectativa neta de empleo (ENE) se ubica en +4% y, ajustada por estacionalidad, en +6%. 


Luis Guastini, director general de ManpowerGroup, indica al respecto: “Para saber dónde se van a anclar las expectativas para el próximo semestre, será clave la evolución económica de las próximas dos o tres semanas. Sólo entonces sabremos si esta cautela que estamos observando se va a mantener a lo largo el semestre o si es una cuestión muy coyuntural”.


No son novedad los números desalentadores. Tras descender a mediados de 2016, las expectativas remontaron hacia fines del año pasado pero no lograron mantener el impulso.


Guastini explica que, en términos estructurales, la evolución de las intenciones de contratación se explica por cuatro factores: el costo laboral, la productividad, la norma laboral y la disponibilidad de talento.


“Un estudio reciente de la OCDE muestra que los costos laborales en la Argentina están un 60% encima de la media de la región. Sin embargo, en Alemania el costo laboral es cuatro veces más alto que en nuestro país y la realidad del empleo es muy diferente, ya que la productividad es, a su vez, siete veces mayor que en la Argentina”, asegura.


Asimismo, indica: “Nuestras normas laborales están plagadas de zonas grises, de ambigüedades que terminan en juicios y que impiden la previsibilidad”, y agrega que las PyME “son las que más empleo generan y las que más se ven afectadas por la incertidumbre que genera la conflictividad laboral”.
Según la información que se desprende del documento, las empresas con mayor intención de contratación son aquellas que cuentan con más de 250 empleados. En segundo lugar se encuentras las firmas medianas, que tienen una plantilla de entre 50 y 249 trabajadores. En último lugar aparecen las empresas pequeñas, entre 10 y 49 empleados; y las microempresas, de menos de 10 empleados.

Relacionadas

El panorama económico y las PyME, sector por sector

Las Pequeñas y Medianas Empresas son unas de las más afectadas ante la situación económica actual. 

Ver Más

Qué son las metodologías ágiles y cómo aplicarlas

La industria que más rápido se mueve hoy en día es la del software, por lo que los que quieren triunfar requieren ser más ágiles que la competencia. Así, con los millennials y los iphones, surgió en 2001 el pensamiento ágil o Agile Thinking. Una cultura ágil implica que los comportamientos de todos los empleados están alineados en un mismo sentido, promoviendo el cambio y la innovación en todo lo que hacen. El resultado de trabajar de manera ágil es que la gente se adapta más rápido a los cambios, termina el trabajo más rápido dada la forma en que está organizado y además están todos más involucrados. A diferencia de las empresas tradicionales donde solo el 10% del personal está comprometido 100%, todos los empleados se encuentran en una especie de “estado de flujo” (como cuando nos concentramos en algo que nos gusta tanto que no notamos el paso del tiempo), involucrados en su proyecto. En fin, las compañías ágiles logran motivar a los empleados en el trabajo, incluso y sobre todo a los “millennials” que son los que más rápidamente se adaptan a este tipo de cultura. Además y como si esto fuera poco, el foco de estas empresas ágiles está puesto en el cliente. Se adaptan más rápido a lo que quiere el cliente, lo que por consiguiente también las convierte en las preferidas por el consumidor. Y esa cultura solo puede lograrse con el ejemplo de la gerencia y capacitando al equipo con nuevas “rutinas” que los permita ser más permeables a la innovación constante.  En la era ágil, la innovación nunca 
Ver Más

El final de las remuneraciones no remunerativas

El decreto 633/18 dictado por el Gobierno Nacional establece que el Ministerio de Trabajo no volverá a homologar acuerdos colectivos que contengan sumas o conceptos salariales sobre los que las partes acuerden otorgarle carácter no remunerativo. En otras palabras, sindicatos y cámaras patronales no podrán seguir incluyendo en las negociaciones salariales "remuneraciones no remunerativas". A lo largo de la última década el establecimiento de "remuneraciones no remunerativas" fue un dato distintivo de la negociación salarial, ya sea mediante la aplicación de incrementos porcentuales a los básicos de convenio o a través de la creación de adicionales o sumas fijas a los que las partes le otorgaban este carácter. De esta manera, una parte del incremento salarial de bolsillo de los trabajadores era sustentado por una disminución de los recursos del sistema de seguridad social, situación que no era observada por el Ministerio de Trabajo al dictar su homologación. Este hecho implicaba convalidar un absurdo normativo, ya que en el derecho laboral importa poco el nombre con el que las partes denominan a las distintas contraprestaciones. En este caso, la remuneración de los trabajadores no puede dejar de ser remuneratoria por más que así se acuerde en una negociación colectiva.

Ver Más

5 medidas que podría impulsar el Gobierno para ayudar a las Pymes

El sector, afectado por el enfriamiento de la economía, necesita un impulsa para evitar la crisis.

Ver Más

Qué sienten los argentinos ante la actual situación del país

Una encuesta revela cómo nos sentimos a más de dos años de la gestión Cambiemos.

Ver Más

Las inversiones no repuntan y en mayo crecieron sólo 0,5 por ciento

De acuerdo con un estudio privado, los números no resultan alentadores.

Ver Más