Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Ahora los analistas esperan 40% de inflación para 2019

Por Daniel Sticco

Los clásicos informes privados que recibe la autoridad monetaria se caracterizaron en este comienzo de julio por coincidir, en el promedio, en un cambio de tendencia de los indicadores macroeconómicos, en particular en lo que respecta a la perspectiva de la inflación y de la variación del tipo de cambio.

Los puntos sobresalientes del resultado del consenso del mercado fueron, según informó el Banco Central luego de procesar el Relevamiento de Expectativas de Mercado:

1. La expectativa de inflación general para los próximos 12 meses (interanual junio 2020 – junio 2019) es 30% (bajó un punto porcentual respecto del relevamiento de mayo). Esta es la segunda caída consecutiva de este indicador (en mayo disminuyó 0,4 p.p).

2. Los participantes del REM esperan para 2019 una inflación general de 40,0% (-0,3 p.p. respecto del relevamiento de mayo) y para el 2020 una inflación general de 27,0% (+0,9 p.p.).

3. Los analistas del REM continúan previendo un sendero decreciente de la inflación general en los próximos meses: 2,6% en junio (0,1 p.p.); 2,5% en julio y 2,4% en agosto (sube 0,1 p.p.). En diciembre esperan una variación del IPC del Indec de 2,2%, dos décimas de puntos porcentuales menos que en el pronóstico implícito en el REM de mayo).

4. Tipo de cambio nominal: los analistas modificaron a la baja sus expectativas para los próximos meses, manteniendo un sendero levemente creciente: $44,1 para julio (bajó $2,8 respecto del relevamiento previo), $46,0 para agosto (- $ 2,0) y $47,5 para septiembre (- $ 1,5). Para diciembre de 2019, esperan un tipo de cambio de $50,2 lo cual implica una caída de $0,8 respecto al relevamiento del mes previo.

5. Los participantes del REM bajaron sus proyecciones sobre la tasa de interés de política monetaria. Para julio estiman una tasa promedio de Leliq en pesos de 61,65% (6,25 p.p. respecto del REM de mayo) y un sendero descendente hasta alcanzar 55% anual a 7 días en diciembre de 2019 (el mismo valor de la encuesta previa).

6. Menor baja del PBI. En línea con lo anterior, el promedio de los 54 analistas que participaron del REM de junio prevén una modesta desaceleración de la caía del Producto Bruto Bruto (PIB) real, de 5,8% en el primer trimestre y 1,5% para todo el año que esperaban en mayo, a 1,4% ahora. Mientras que para 2020, elevaron la previsión de reactivación de 2% a 2,2 por ciento.

Caída de más de 17 puntos porcentuales en un semestre

Después del "pico" de alza de los precios hasta 57,3% anual, entre junio de 2018 a igual mes de 2019, el consenso del mercado comenzó a delinear una perspectiva de desinflación a un ritmo de casi 3 puntos porcentuales interanual en lo que resta del año; mientras que para el nuevo año si bien esperan que se consolide ese proceso, dejaron entrever mayor cautela, apenas otros 13 puntos porcentuales, pero al cabo de 12 meses.

Un factor determinante de ese proceso es el efecto de la astringencia monetaria que representa el congelamiento de la oferta primaria de dinero y altas tasas reales de interés, sobre la virtual eliminación de la volatilidad cambiaria, que no sólo influye sobre la formación de los precios, sino también sobre las expectativas más inmediatas.

Claramente, en los supuestos de la proyecciones macroeconómicas posteriores a las próximas elecciones generales de octubre no sólo pesa la incertidumbre sobre quién ganará: si el oficialismo o si retorna una corriente dominada por línea que gobernó entre 2007 y 2015; sino también el freno que impone la postergada reformas estructurales en materia de reforma del Estado, previsional, laboral y tributaria, porque son las que se requieren para poder aspirar a una tasa de inflación sustancialmente menor.

Relacionadas

Una "enfermedad" llamada inflación

Sin ánimo de ponerme en el rol de economista, ni faltarle el respeto a una noble profesión que lleva años de estudio y dedicación y a la cual respeto muchísimo, me he propuesto realizar un análisis sobre la inflación que históricamente ha sufrido nuestro país en más de 70 años, a excepción de la década del noventa cuando funcionó la convertibilidad durante los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa. Sin dejar de mencionar en ese período la triste y recordada etapa de hiperinflación que tuvimos en 1989 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, cuando la variación de precios de ese año superó el 3 mil por ciento. Por los recurrentes ciclos de suba de precios que experimentó y aún sigue padeciendo Argentina, con consiguientes consecuencias para su población –en la cual me incluyo–, considero que la inflación se ha transformado en una “enfermedad” crónica y prácticamente autóctona de éstas latitudes. Mientras que en la mayoría de las naciones del mundo hace varias décadas que la inflación no constituye un problema, los argentinos seguimos soportando las efectos de ...

Ver Más

No somos ricos, debemos trabajar para serlo

El debate sobre el futuro impregna ambientes diversos. Los líderes globales reflexionan sobre los desafíos de estos tiempos en varios espacios de la academia y la sociedad. La preocupación crece con el cambio climático, la contaminación, las nuevas formas de terrorismo, las políticas sorpresivas de EE.UU. y sus consecuentes impactos en el comercio global. ¿Cuál será el rol de las nuevas potencias como China? ¿Y sobre todo los cambios culturales, sociales y laborales que generan la convergencia de las nuevas tecnologías y las migraciones?

Con esta misma energía podríamos mirar el futuro con esperanza. El desarrollo de las energías renovables hace tender su costo a cero, ya no será una utopía producir en el Sahara o usar el agua desalinizada del mar. La convergencia de biotecnología, robótica, agricultura de precisión...

Ver Más

Qué factores cambiaron para que la inflación baje 1 punto porcentual en relación a junio de 2018

Pese a la rigidez del plan monetario y la política fiscal restrictiva, con gastos que aumentan muy por debajo de la tasa de inflación, el ritmo de alza de los precios al consumidor se mantiene aún elevado, a un ritmo de más 35% al año, aunque claramente experimentó una nueva desaceleración respecto de los picos recientes de marzo y abril. Y también en comparación con un año antes, cuando había sido de 3,7 por ciento.

Diversos factores se destacan en el cotejo con las mayores variaciones de un año antes que explican el menor impulso de alza de los precios, más allá del escenario recesivo que muchos atribuyen al efecto de las altas tasas de interés de política monetaria, porque ahora descendió al rango del 58% anual con una inflación en los pasados 12 meses fue de 55,8%, tras haber comenzado junio...

Ver Más

El fracasado Macri: ¿elección 2019 o guerra entre dos bandos?

El que nace para pito nunca llega a corneta. Mucho se lo viene criticando a este fracasado señor presidente que tenemos. Pero poco se remarcan los logros que a pesar de una fulminante y perversa herencia K ha sido capaz de cosechar en tan sólo tres cortos años. Este fracasado señor presidente, criticado despiadadamente por un perverso y mediocre periodismo de la TV, ese mismo al que nuestro fracasado presidente precisamente le quitó la pauta, consiguió entre otras cosas lo siguiente. Primero, levantó el asfixiante cepo cambiario K que nos cerraba perversamente al mundo. Segundo, recuperamos el INDEC y con él, neutralizamos la siniestra desinformación K. Tercero, del déficit fiscal K estamos ya en equilibrio primario M. Cuarto, logró el equilibrio fiscal de la mayoría de las provincias del país liberándolas de la sistemática dependencia K en defensa del federalismo. Quinto, nos liberó del default K permitiendo nuevamente el acceso a mercados internacionales de financiamiento. Sexto, logró un desarrollo impensado en Vaca Muerta que nos saca de la dependencia energética K y nos abre una formidable puerta de expansión futura y autoabastecimiento en un insumo estratégico. Séptimo, del abandono K nos viene reconstruyendo a base de una obra pública indispensable y honesta, sin sobreprecios y no vista en décadas por su calidad y magnitud....

Ver Más

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Una encuesta realizada por la consultora Inversor Global muestra que priorizan una baja de gasto público para generar competitividad

Ver Más

Las ideas, el conocimiento y el crecimiento de la Argentina

Si la generación y asignación de recursos escasos es la tarea de la economía, su distribución es tarea de la política. Política y economía son inescindibles. Las restricciones con las que deben cubrirse todas las necesidades están justamente dadas por los recursos escasos. Tanto para el crecimiento como para la distribución de los ingresos, los primeros escritores distinguían entre capital y trabajo, pero hoy ya es difícil usar esas categorías. El capital no se puede identificar como dinero en un banco o maquinarias y fábricas o hectáreas. El capital es "trabajo cristalizado", el resultado del esfuerzo previo. El capital puede ser humano o físico/financiero, y está condicionado por la "naturaleza" o las condiciones en las que vivimos. El conocimiento define nuestra capacidad para desenvolvernos en esas condiciones. Si acumulamos conocimiento tendremos más capital...

Ver Más