Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

2016: el puente hacia otro modelo

El Gobierno Nacional ha puesto mucho énfasis en que el segundo semestre de 2016 la economía mejoraría. Principalmente, apuntando a una baja en la tasa de inflación y que se observaría una recuperación de la actividad económica.


Para analizar los resultados de la política económica de Macri debemos recordar que veníamos de un modelo donde el motor era el consumo. Con política fiscal expansiva , una tasa de inflación elevada, “cepo cambiario” y una tasa de interes real negativa. Solo quedaba consumir. Al respecto , el economista Federico Muñoz ha mostrado que el consumo (privado y público) pasó de respresentar el 75,4% del PBI en 2004 a 85,5% en 2015. El consumo fue tal que se “comió” parte del  stock de capital (por ejemplo:  energético y  ganadero)


La gestión del presidente Macri ha tomado decisiones para que la inversión y las exportaciones vuelvan a motorizar el crecimiento. La eliminación del “cepo cambiario”, quita de regulaciones al comercio exterior, el arreglo con holdouts y quita retenciones fueron decisiones que apuntan a aumentar la inversión. Y consecuentemente el mejor clima de negocios aumente la oferta de bienes y servicios de la economía a futuro. 


Argentina tras cinco años, no logra salir de la  estanflación. Este es un problema de oferta más que de demanda agregada. Generando por una caída en la tasa de inversión, contracción del stock de capital.Que fue achicando al sector privado y sin darle posibilidad de crear empleo . El privado no produce, justamentente, por una politica fiscal voraz que elevó la presión fiscal al máximo histórico.


Hoy nos encontramos en una transición. No es fácil pasar de un modelo a otro. La soluciones por el lado de la oferta requieren un mayor esfuerzo en el plano fiscal. Con mayores reduciones en la carga impositva para fomentar la inversión.


Macri dividido ¿ consumo o inversión? ¿oferta o demanda?


Era sabido que la correción macroeconómica iba a impactar por el lado de la demanda. El salario real disminuyó fuertemente en el primer semestre de 2016 . El shock inflacionario post-devalaución y tarifazo, con salarios “viejos” dan como resultado una perdida de poder adquisitivo notable.  Adicionalmente, las tasas de interes fueron muy altas para poder amortiguar el golpe.


El equipo económico de Macri apostaba a la “lluvia” inversiones casi instantanea. Pero eso no se dio en la cantidad deseada. Una de las excusas del empresariado fue “nadie invierte en un mercado deprimido o en caída”.  


Al ver que se demoraban las inversiones el Gobierno viró en su política e intenta apuntalar la demanda. Ya ha tomado medidas para recomponer el  consumo. La suba del mínimo no imponible de Impuesto a las Ganancias (cuarta categoría), la  universalización de la AUH y devolución de IVA a jubilados y pensionados van en ese sentido. 


La gran apuesta para el segundo semestre es mayor obra pública y el pago de la “reparación histórica” a los jubilados.  Inyectando pesos en los bolsillos de la clase pasiva. Aun poniendo en riesgo el cumplimiento de los objetivos de deficit fiscal de 2017/2019. Pero sabiendo que:  sin crecimiento, no hay objetivo cumplible de deficit fiscal.


Un poco de cal y otro de arena, parece que es la respuesta de Macri. 


Al querer cubrir ambos flancos de una economía camino a la normalización. El segundo semestre de 2016 solo veremos un rebote (heterogéneo) de la economía. Descuidando objetivos de inflación y de deficit fiscal para 2017/2019.

Rebote económico


Los número indican que las caídas ya son menores que la de meses anteriores. Y que la recuperación en algunos rubros es más rapida que en a recesión de 2014.  Ya han “llegado a piso” de actividad algunos sectores. Y empezó el rebote económico que se consolidará en el 2017.


En sintesis, la receta contra la estanflación debería contar con más medidas para la inversión y menores dosis para la demanda. La debilidad por aumentar gasto publico puede ser contraproducente. Por ello, el 2017 además de crecimiento tiene que tener más reformas para que el crecimineto no sea efímero.


Economía real en números


-El Indice de confianza al Consumidor (UTDT) aumentó un 6,8% en Julio respecto de Junio.


-El Indice Construya (Construcción) acumula 3 meses de subas en el dato desestacionalizado.  En Julio aumentó 5,6% respecto a Junio.


- Según la Came, el rubro “Alimentos y bebidas” tuvo su máxima caida en Abril de 3,8% interanual. Mientras que en el mes de julio cae 1,9%(i.a.).  Aunque los números son malos .La recuperacion es más rápida que en la ultima recesión del año 2014.


-Sector inmobiliario en CABA ha mostrado signos de recuperación. Aumentó 8,3% en junio de 2016 la cantidad de escrituras respecto a mismo periodo de 2015.  Y en el acumulado del primer semestre aumento un 13,8% repecto a 2015. 


-Según la consultora C & T Asesores, en Junio de 2016 el número de obras públicas licitadas fue de 137.Por un monto que supera los 13.000 millones de pesos. Cuando en los primeros meses del año las licitaciones no superaban los $ 6.000 millones mensuales.


-Según la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA) la  producción de maquinaria agricola se puso en marcha.Y se estima un aumento de 25% en la producción 2016 respecto a 2015.


-Las malas noticias viene por el lado de las automotrices que estan muy ligadas al mercado Brasilero. La producción cae un 14%  y las exportaciones se derrumbaron un 30,9% en el acumulado de los primeros 7 meses de 2016 respecto de mismo periodo del año anterior.


* Amilcar Collante es economista (UNLP)-Miembro de CESUR-Docente UCALP

Columnista